Archivo de la etiqueta: seguridad social

PERSISTIR EN EL ERROR

El pasado sábado se publicaba en el BOE un Real Decreto Ley de medidas de apoyo a “emprendedores” como parte del paquete de medidas que el actual gobierno de la nación tiene previsto implementar durante el resto de legislatura y tal y como ya adelantó el Sr. Rajoy en el Debate del Estado de la Nación. El Decreto Ley tiene el rimbombante nombre siguiente:

Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo.

Como se puede apreciar ya en el título no sólo contiene medidas de apoyo al “emprendedor” sino también medidas de estimulo al crecimiento y a la creación de empleo. Me centro en estas últimas todas ellas recogidas en el capítulo III del Real Decreto Ley. A modo resumen son las siguientes:

  • Reducción de las cuotas a la Seguridad Social por parte del empresario cuando contrate a menores de 30 años. Artículos 9 y 10.
  • Reducción de las cuotas a la Seguridad Social por parte del empresario cuando contrate a mayores de 45 años. Artículos 11.
  • Primer empleo joven.  Bonificaciones de 500 euros/año (700 euros/año en el caso de mujeres) si se convierten en contratos indefinidos.
  • Reducción del 50% en las cuotas a la Seguridad Social del empresario si se realizan contratos en prácticas a menores de 30 años. Artículo 13.
  • Bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social de hasta 800 euros/año si se contrata a menores de 30 años por empresas de economía social (Cooperativas y Sociedades Laborales). Artículo 14.

Como se puede apreciar, todas las bonificaciones y reducciones se centran en los dos focos mas problemáticos del desempleo, es decir mayores de 45 años y menores de 30. El escalón intermedio ni existe.

No seré yo quien diga que esos dos focos no son los que mas problemas de empleabilidad tienen, es cierto, pero voy un paso mas atrás. Lo realmente grave es que todas estas medidas, sin duda necesarias, se sustentan sobre unos pilares, bajo mi punto de vista erróneos. Y así lo he manifestado en varias ocasiones.

La reforma laboral de enero de 2012 dejó pasar una oportunidad de oro para romper realmente las reglas de juego del mercado laboral, incidiendo en el error de mantener modalidades de contrataciones diversas, dejando pasar la oportunidad de crear un único contrato laboral con indemnización creciente con un tope máximo de 20 días de indemnización por despido. Y por otro lado, insistimos en el error de fomentar las reducciones en las cuotas a la Seguridad Social por parte del empresario en modalidades concretas de contratación, dejando de lado una rebaja generalizada en las cuotas a la Seguridad Social a cargo del empresario, verdadero impuesto al trabajo y, como tal, desincentivador de la creación de empleo. Cierto que la reforma laboral dotó de mas “poder” al empresario para acomodar la situación de los recursos humanos a la realidad económica del mercado. Sin embargo no consiguió incentivar la contratación como así queda demostrado en la evolución del desempleo del último año, cuya tasa está en máximos históricos, tanto en valor absoluto como relativo. Y es que a la hora de contratar existe el denominado gap salarial que no es otro que la diferencia entre el coste real para el empleador y lo que percibe en bruto el trabajador. No es sostenible mantener un sistema de Seguridad Social donde el empleador o empresario tiene que proceder a cotizar casi un 35% a cuenta del trabajador. Así es imposible generar empleo.

Anuncios

MARIANO, VENTE P’ALEMANIA…

Me van a permitir el sarcasmo y la ironía, pero llevo unos días un tanto desolado. Una lucha interior entre mis ideales mas liberales y mi máximo credo de respeto al libre mercado y el levantamiento a lo Che Guevara contra la pléyade, no se muy bien como calificarlos, de primeros espadas económicos que D. Mariano ha tenido a bien de ponernos a dirigir el entuerto económico en el que nos hallamos. Me encuentro entre el tomarme las cosas con calma, paciencia y un poco de “fair play” o coger directamente el Kalasnikov. Y es que por mucho que le doy vueltas, sigo sin entender a este “grupogeno” de maricomplejines de las narices, que dicen ser de centro derecha y se comportan como la mas rancia socialdemocracia de finales de los ochenta. Y el análisis es muy simple. ¿Cuanto Estado del Bienestar necesitamos, mínimo?. El resto, superfluo. El resto, privado. El resto, narices, déjalo al mercado. Contesta a esa pregunta y el resto viene solo. Pero no, no vayamos a cabrear a las “masas”. Y no terminan de entender que las “masas” están afilando colmillos. No os van a dejar ni los 100 días de rigor. Os la están preparando y gorda. Pero no os enterais. Salís poco por la calle.

Bueno, me calmo…

Hoy dos noticias nacionales malas de narices. La primera que el paro registrado en Diciembre 2011 sube, nuevamente (y ya van 5 meses seguidos) en 1.897 personas. Poco en valor absoluto, pero si mantiene la tendencia al alza ya iniciada meses atrás. El dato es mas grave si se analiza con perspectiva anual, pues el desempleo registrado ha aumentado en 322.286 personas en 2011 (176.470 en 2010, 796.640 en 2009 y 996.416 en 2008). Y ya tenemos, datos falsificados a parte, 4.42 millones de parados registrados en las oficinas de la mayor empresa nacional y una de las mayores multinacionales por empleados (desempleados) del mundo: el INEM. La segunda noticia, es peor que la primera, pues la Seguridad Social, tras la paga extra de diciembre, se encuentra en déficit. ¡Once again, my friend!. ¿Dejá vu? No, de eso nada. Se veía venir. Sólo era cuestión de tiempo. La cruda verdad es que hay 17 millones de afiliados a la Seguridad Social que mantienen a 8.8 millones de perceptores de rentas de la misma. El ratio pues, es de 1.93 cotizantes por perceptor. Ya estamos por debajo de dos. Zona roja, zona de peligro. Pero no quieren darse por enterados.

Y como dicen que la crisis es “mundial”, para quien guste de comparaciones, vamos a ver el pedazo de noticia económica del día. En Alemania, la tasa de desempleo baja del 7%, situándose en el 6.8%. El dato mas bajo desde 1991. Con una economía creciendo en 2011 al 2.9%, y cuya previsión para el 2012, pese a lo mal que apunta el entorno euro es del 1% aproximadamente. Y ¿saben debido a que esta bajada del desempleo? Debido, fundamentalmente a las exportaciones de coches y maquinaria. Y ni lo uno ni lo otro es, precisamente, barato a efectos de adquisición. Eso si, son buenos de narices. Esa es la diferencia, su posicionamiento país. Su posicionamiento económico como país. Y ese posicionamiento es fruto de un trabajo de muchas décadas de esfuerzo, ya desde el propio sistema escolar. Y de una ortodoxia económica sin precedentes, pese a los errores políticos del Sr. Helmut Kohl y su empecinamiento en el reagrupamiento alemán con paridad de 1 a 1 entre la Alemania occidental y la oriental a principios de los 90. Esa es la diferencia, el posicionamiento alemán en la calidad y la productividad. No compiten en precio, en low cost. No, no. Compiten en calidad y esa relación calidad/precio se mantiene gracias a sus niveles de productividad. Con sindicatos fuertes pero responsables y con un tejido empresarial tendente a la exportación. De hecho son la tercera potencia económica mundial y la primera de Europa.

Aquí no. Aquí “semos” otra cosa. Estamos en tierra de nadie. Sin modelo, sin ideas. Triste, pero sin futuro claro. Y seguimos tapando grietas, pero seguimos con el despilfarro. Estamos recogiendo lo que hemos sembrado en 25 años. Nada. Mariano, vente para Alemania…y toma nota. Mas vale lápiz corto que memoria larga. Pero hazlo pronto por favor. Y de paso llévate alguno de los “puestos” a dedo, igual aprenden algo. En la Facultad se saltaron algunas clases elementales.

ER – EMERGENCIA

ER son las siglas con las que se conocía una famosa serie de médicos (la que lanzo al estrellato a George Clooney)  y que resume la palabra inglesa Emergency Room (Sala de Urgencias en la lengua de Cervantes). Yo, hoy, un poco irónicamente la traduciría por “Esperando a Rajoy”, presidente electo de España desde el pasado 20N. Y el caso es que no hay mucho tiempo para esperar. Ayer se conocieron los datos del INEM sobre contrataciones y desempleados registrados en el mes de noviembre de 2011. Sencillamente desolador.

El paro en noviembre de 2011 creció en 59.536 personas, siendo el tercer peor noviembre desde el inicio de la serie comparativa en 1996. Es también el cuarto mes consecutivo de incremento del paro. El paro ha crecido en todos los sectores excepto en agricultura, y en todas las comunidades, excepto en la de Madrid. Durante ese mismo mes, se han registrado 1.217.830 contratos, de los cuales tan solo el 6.89%, es decir 83.919 es del tipo indefinido. El resto son eventuales de cualquier otra de las múltiples  modalidades existentes.

Por otra parte, mas grave si cabe todavía, la afiliación a la Seguridad Social ha caído, en noviembre de 2011, en 111.782 cotizantes, siendo del régimen general (trabajadores por cuenta ajena) un total de 108.826. A nivel global, existen en España un total de 17.248.830 cotizantes, lo que supone una caída del 2.07% anual.  Con todo ello, tenemos a mes de noviembre de 2011, una ratio de 2.14 cotizantes por pensionista (actualmente la cantidad de pensionistas en España, sólo pensionistas, es de 8.049.866).

En resumen, NO SE PUEDE PERDER MAS TIEMPO. Urge una reforma laboral global, de importancia, de alcance, seria, rigurosa, con un único objetivo: crear empleo estable. E-S-T-A-B-L-E. El empleo no lo crea el sector público, empleo por otra parte necesario, pero en su justa dimensión. El empleo lo crea el sector privado, el empresario, guste o no. Por lo tanto las medidas de reforma del mercado de trabajo deben ir encaminadas en esa dirección, de manera tal que los ajustes en futuras crisis se realicen vía precio y no vía cantidad, como ocurre en estos momentos. Yo implementaría una única modalidad de contrato indefinido, con indemnización progresiva de 2 días de salario por año trabajado, con el límite de 33 días y 42 mensualidades, para despidos improcedentes y de 20 días y 12 mensualidades para los procedentes. Eliminaría cualquier modalidad de contratación eventual, separando las modalidades de obra y servicios en contratos de obra (dejando esta modalidad exclusivamente para UTE´s) y en contrato de servicio (concursos públicos y similares). Mantendría los contratos Fijos Discontinuos (necesarios en sectores muy estacionales, como el turismo) y potenciaría los contratos a Tiempo Parcial, modalidad en todo caso catalogada como indefinida. El resto, a eliminar. Y como mal menor el contrato de “becario” siempre que se limite en el tiempo y se solape con la finalización de los estudios, tanto universitarios como de cualquier otro tipo. Y ni una modalidad mas.

Y además me atrevo a aconsejar que esa reforma vaya acompañada de otra reforma de las cotizaciones sociales en la parte empresarial, que deben ser reducidas considerablemente, traspasando el peso de la parte empresarial a la del trabajador, principal receptor de los diferentes servicios que la afiliación otorga. Y si viene acompañada, la reforma digo, de medidas de apoyo y fomento el empresario y emprendedor, pues bienvenidas sean, eso si, siempre y cuando no sean subvenciones a fondo perdido, que ese dinero es susceptible de ser aplicado en “otros menesteres sociales” mas necesitados, pues según datos del Instituto Nacional de Estadística, el 26.7% de los individuos de este país está en “riesgo de pobreza”. Pero eso lo dejo para otra entrada futura.