Archivo de la etiqueta: pobreza

ENTRE FLORES, FANDANGUILLOS Y… ¿ALEGRIAS?

Tomo prestado el primer verso de un tema de D. Manolo Escobar, recientemente fallecido, como homenaje personal a uno de los grandes de España. Descanse en paz. Además esta primera frase de la celebérrima canción, me viene como anillo al dedo, pues cada día estoy mas convencido que no hemos evolucionado mucho desde los romanos en esta piel de toro nuestra.

Flores.

Hoy se ha avanzado el dato de precios (IPC) del mes de octubre de 2013, dando como resultado un -0.1%. Dicho de otro modo, según el IPC, los precios han caído, en el último año un 0.1%. Pues que me lo expliquen, que yo no lo veo. Dice el INE que es debido al abaratamiento de los alimentos y de las bebidas no alcohólicas. Pues igual oiga, pero yo veo que sube la luz, los carburantes, el tabaco, el alcohol, el gas etc. y no veo que bajen mucho los alimentos. Igual es por comprar marca blanca, vaya usted a saber. Si veo que baja la renta disponible de las familias y que éstas detraen gasto de consumo con el objetivo de hacer frente a la cada vez mayor presión fiscal (confiscatoria la llamaría yo) justificada por la incapacidad manifiesta de nuestros queridos gobernantes de reducir el gasto público allá donde toca. Moscas a cañonazos.

Fandanguillos.

Según Credit Suisse, que de esto sabe un “güevo”, el número de personas en España, con un patrimonio valorado en mas de un millón de dolares, es de 402.000 personas a mediados de 2013, un 13.2% mas que a mediados del año precedente. Unas 47.000 personas mas en valor absoluto. Dicen que la explicación se debe a la fortaleza del tipo de cambio euro/dolar (un euro fuerte implica mas dolares por euro, así que el valor de tu patrimonio medido en moneda no local, es superior) y a la subida de las bolsas del viejo continente. Para que se entienda claro, debido al EFECTO RIQUEZA, que conceptual y económicamente existe, pero que para la inmensa mayoría supone un acto de Fe infinita.

¿Alegrías?

Según datos del VIII Informe del Observatorio de la Realidad Social elaborado por Cáritas (si, si…esa ONG dependiente de la Iglesia Católica tan vilipendiada por algunos sectores “mu progresistas”), la pobreza severa (ingresos mensuales inferiores a 307 euros) alcanza ya a 3 millones de personas, justo el DOBLE que al principio de la crisis allá por el año 2007. Se ha pasado de una tasa del 3.5% de la población al 6.4%. Además, según el informe, aumenta la CRONICIDAD de la pobreza, pues un 33,33% (uno de cada tres) de las mismas lleva mas de 3 años demandando ayuda. La renta disponible ha caído un 11% desde el 2006 pasando de un importe de 15.421 euros en 2006 a 13.744 euros en 2011. Y además las nuevas “incorporaciones” al colectivo atendido por esta ONG son básicamente personas nacionales (nada de inmigrantes), parejas con hijos y en el grupo de edad de 30 a 44 años. Es decir, lo que en otros tiempos no muy lejanos, era la base de la CLASE MEDIA. El informe no tiene desperdicio. Es para leerlo con detenimiento y pararse a pensar si este es el camino.

Anuncios

¿…O PAIS DE PANDERETA?

Para leer esta entrada, necesita previamente haber leído la anterior. Si no, no va a entender mucho. Y reitero lo dicho entonces, si los datos de economía social no le interesan, cierre este blog, o al menos no siga leyendo esta entrada, pues hoy termino lo que inicié días atrás.

Me gusta la expresión “País de pandereta”. Resume perfectamente lo que somos, una pandereta, mucho ruido y pocas nueces y por ello la suelo gastar bastante. Y así somos vistos. Los tópicos gustarán mas o menos, pero son tópicos porque en algún momento, de manera general, todos están de acuerdo con la definición. Y en España se vive bien. Al menos eso dicen los turistas y los estudiantes de Erasmus que nos visitan. Pero claro, están de visita. Para los que estamos aquí y en el ahora, la situación es bien distinta.

Según datos del INE, para el ejercicio 2008 (último del que disponen de datos) la pensión media de vejez en España es de 1754 euros. Imagino que algún pensionista que nos lea se estará preguntando donde están los 1.154 que le faltan, pues su pensión mínima no llega a los 600 euros/mes. Y eso para el 2008, justo antes de la Gran Recesión. La medida está en el cuadro comparativo adjunto, medido ya en PPA, es decir teniendo en cuenta la Paridad del Poder Adquisitivo, medida que contiene la variación del nivel de vida (precios fundamentalmente) de cada país para poder realizar comparativas reales y no solo “nominales”.

Para seguir con las comparativas, el porcentaje de pobreza en España ronda el 18%, medido para una familia con un hijo a su cargo y para el ejercicio 2009. La pagina del INE permite realizar cuantas comparaciones se quieran, solo hay que mover los datos. Decía yo que el 18%, pero lo mas grave es que desde el 2003 hemos subido 6 puntitos. Igual hay que recordarles a nuestros queridos gobernantes que este indice no tiene que subir, al contrario, tiene que bajar y mucho.

Y cierro ya nuevamente con datos del propio INE donde indica en su informe de mes de julio de 2011 que los Centros para personas sin hogar acogieron en 2010 una media de 13.701 personas al día. Desde el año 2002 la progresión es ascendente y continuada. Y además de todos los Centros para personas sin hogar, el 75% de los mismos es de titularidad privada.

Alguno dirá que pongo los datos que me interesa y mezclo churras con merinas. Pues si, evidentemente, este es mi blog y en el pongo lo que tengo a bien poner.

Así que cada vez que oigo al político, al plañidera y al forofo talibán seguidor del mismo, defender lo indefendible y pedirnos un esfuerzo mas, adicional, patriótico inclusive, para salir de esta Gran Recesión lo mínimo que se me ocurre decirles es que primero ordenen la casa, eliminen todo lo suntuoso y superfluo, inicien una política no de recortes ni de austeridad temporal,  no, no, inicien una política de frugalidad permanente y de responsabilidad y, sobre todo den ejemplo. Luego analicen si estructuralmente necesitamos dar todos los servicios “de gratis”, y después de eso, entonces si, entonces pídanme mi esfuerzo, mi sudor y mis lágrimas. Pero díganlo claro, y yo lo haré, no por ustedes, sino por todos los jubilados de mi familia que no se merecen, después de toda una vida de trabajo y esfuerzo, el ser los paganinis de turno. Y estoy convencido que el resto lo hará igual. Pero aclarense primero, no me pidan que me abroche el cinturón y que, a la vez, me baje los pantalones. Ambas acciones son incompatibles.