Archivo de la etiqueta: oferta

ESTANFLACION

Hoy una entrada didáctica, que ya iba siendo hora después del maremágnum de propuestas diferentes y diversas con los que los partidos políticos y demás nos vienen ilustrando sobre como salir de esta bien llamada “Gran Recesión”. Y en relación con ello, hoy vamos a hablar del termino “estanflación”.

Estanflación, gramaticalmente hablando es la conjunción de dos términos económicos vitales: inflación y estancamiento (por contraposición a término “crecimiento”). Económicamente hablando, es un fenómeno que combina lo peor de dos situaciones económicas graves, esto es la inflación o crecimiento continuado de los precios y el estancamiento o recesión del crecimiento del producto de un país (denominado, en la mayoría de casos PIB (Producto Interior Bruto).

Hasta finales de los años 60 este fenómeno no existía, al menos económicamente hablando. Lo normal, lo “natural” en términos económicos, es que los precios (inflación) aumenten porque se está produciendo actividad económica, es decir, crecimiento. Si no hay crecimiento, la presión de la demanda sobre la oferta cae y por lo tanto, los precios bajan, o al menos no crecen. Es decir, hay una relación directa entre el crecimiento económico y el crecimiento de los precios. A partir de finales de los 60 y principios de los 70, se produce la primera gran crisis de petroleo, y entonces se empiezan a manifestar altos precios con crecimiento negativos del PIB, aparece por primera vez la “estanflación”. Se empiezan a estudiar los “shocks de oferta” y no solo los efectos de una variación de la demanda. Gráficamente un “shock de oferta” provoca una “contracción” de la oferta, y dicha contracción de la oferta, a igual demanda, genera menor producción y mayor nivel de precios. Se puede ver de modo visual en la gráfica siguiente, donde el nivel de precios y producción inicial es A y después del shock de oferta, es B, con mayor nivel de precios y menor nivel de producción.

¿Y a que viene esto? Sencillo, viene a colación al respecto de los actuales niveles de crecimiento en España y niveles de precios existentes. Podemos comprobar, según el INE, Instituto Nacional de Estadística, que el nivel de crecimiento del PIB en tasas interanuales (e intertrimestrales), desde el primer trimestre de 2007 es decreciente, con trimestres negativos, y el nivel de precios, medido a nivel de IPC, se mantiene elevado, si bien hay meses de crecimiento negativo también.

 

No seré yo quien determine si realmente hoy en día estamos inmersos en un periodo de estanflación o no, pero ciertamente el nivel de crecimiento del PIB es muy parco tanto si lo comparamos en interno con datos históricos como si lo comparamos con economías europeas, y sin embargo los precios se resisten a bajar. Y esta situación de crecimiento bajo o nulo, incapaz de crear empleo, en una economía con una tasa de desempleo por encima del 20%, y endeudada hasta las cejas, el que los precios mantengan una resistencia a la baja y se mantengan en niveles mas altos que nuestras economías de Europa, al menos nos debe hacer reflexionar sobre la rigideces que se mantienen en nuestro actual sistema productivo.

Anuncios

!DEMOCRACIA REAL YA¡ (Parte I)

A la espera de tener por parte de los partidos políticos “de siempre” sus propuestas electorales (recuerdo que el 20-N hay elecciones al Congreso y Senado de España) para los próximos 4 años, inicio aquí una recopilación de las propuestas de colectivos alternativos a los partidos políticos o mas conocidos como “sociedad civil”. Hoy empiezo el movimiento !Democracia Real YA¡. En su pagina web tenemos unas propuestas, ocho en concreto, de alcance diverso.  No voy a ser yo quien valore, justifique o critique las mismas. Y mucho menos todas ellas, tan loables y utópicas algunas como reales e inmediatamente aplicables otras. Pero si me voy a detener en la parte de propuestas económicas y fiscales, es decir en los puntos 2 y 6.

En esta entrada o post me centro en la parte denominada “Contra el Desempleo). En breve y en entrada aparte, me centraré en sus propuestas fiscales.

En la propuesta 2, “contra el desempleo”  en el punto 1 se indica lo siguiente:

“Reparto del trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo estructural (es decir, hasta que el desempleo descienda por debajo del 5%).”

El trabajo no se reparte. En todo caso se reparte el empleo. El trabajo es un acto de demanda del individuo.  Hablan del desempleo estructural (existen varios tipos de desempleo, cíclico, estacional, friccional y estructural) y lo establecen en una tasa del 5%. ¿Por qué el 5% y no el 10% o el 2%?.  Técnicamente la tasa de desempleo estructural es un grave fallo del sistema económico,  que no se puede corregir con las medidas clásicas liberales o keynesianas de estímulo de oferta y demanda. Es la tasa de desempleo involuntaria y que siempre está ahí, incluso cuando el ciclo económico es alcista. Tiene su base, fundamentalmente en aspectos de índole tecnológico y en la inmovilidad geográfica. Pero establecer un determinado porcentaje es muy atrevido. La tasa de desempleo estructural será la que tenga que ser y dependerá de cada país.

Es la misma propuesta 2, “contra el desempleo” en el punto 4 se indica lo siguiente:

Seguridad en el empleo: imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas mientras haya beneficios, fiscalización a las grandes empresas para asegurar que no cubren con trabajadores temporales empleos que podrían ser fijos.

Eso ya estaba prohibido o al menos muy limitado. Pero recuerdo que la ultima modificación legislativa en materia laboral (la última reforma laboral, vaya) aprobada por el PSOE ha abierto vías de escape al respecto. No es posible impedir, en una economía de LIBRE MERCADO, el despido, por muy injusto que sea. En España, el despido, como en casi todos los países desarrollados es LIBRE (salvo alguna excepción de tipo discriminatorio). Otra cosa es que sea barato o caro. Y debe seguir siendo así. Lo que no es de recibo, y en ello estoy de acuerdo, es en la utilización de despido como vía de ajuste económico en las empresas. Hay otras formas mucho mas creativas. Pero la creatividad (y la ética) no son “cool” hoy en día.