Archivo de la etiqueta: ipc

ENTRE FLORES, FANDANGUILLOS Y… ¿ALEGRIAS?

Tomo prestado el primer verso de un tema de D. Manolo Escobar, recientemente fallecido, como homenaje personal a uno de los grandes de España. Descanse en paz. Además esta primera frase de la celebérrima canción, me viene como anillo al dedo, pues cada día estoy mas convencido que no hemos evolucionado mucho desde los romanos en esta piel de toro nuestra.

Flores.

Hoy se ha avanzado el dato de precios (IPC) del mes de octubre de 2013, dando como resultado un -0.1%. Dicho de otro modo, según el IPC, los precios han caído, en el último año un 0.1%. Pues que me lo expliquen, que yo no lo veo. Dice el INE que es debido al abaratamiento de los alimentos y de las bebidas no alcohólicas. Pues igual oiga, pero yo veo que sube la luz, los carburantes, el tabaco, el alcohol, el gas etc. y no veo que bajen mucho los alimentos. Igual es por comprar marca blanca, vaya usted a saber. Si veo que baja la renta disponible de las familias y que éstas detraen gasto de consumo con el objetivo de hacer frente a la cada vez mayor presión fiscal (confiscatoria la llamaría yo) justificada por la incapacidad manifiesta de nuestros queridos gobernantes de reducir el gasto público allá donde toca. Moscas a cañonazos.

Fandanguillos.

Según Credit Suisse, que de esto sabe un “güevo”, el número de personas en España, con un patrimonio valorado en mas de un millón de dolares, es de 402.000 personas a mediados de 2013, un 13.2% mas que a mediados del año precedente. Unas 47.000 personas mas en valor absoluto. Dicen que la explicación se debe a la fortaleza del tipo de cambio euro/dolar (un euro fuerte implica mas dolares por euro, así que el valor de tu patrimonio medido en moneda no local, es superior) y a la subida de las bolsas del viejo continente. Para que se entienda claro, debido al EFECTO RIQUEZA, que conceptual y económicamente existe, pero que para la inmensa mayoría supone un acto de Fe infinita.

¿Alegrías?

Según datos del VIII Informe del Observatorio de la Realidad Social elaborado por Cáritas (si, si…esa ONG dependiente de la Iglesia Católica tan vilipendiada por algunos sectores “mu progresistas”), la pobreza severa (ingresos mensuales inferiores a 307 euros) alcanza ya a 3 millones de personas, justo el DOBLE que al principio de la crisis allá por el año 2007. Se ha pasado de una tasa del 3.5% de la población al 6.4%. Además, según el informe, aumenta la CRONICIDAD de la pobreza, pues un 33,33% (uno de cada tres) de las mismas lleva mas de 3 años demandando ayuda. La renta disponible ha caído un 11% desde el 2006 pasando de un importe de 15.421 euros en 2006 a 13.744 euros en 2011. Y además las nuevas “incorporaciones” al colectivo atendido por esta ONG son básicamente personas nacionales (nada de inmigrantes), parejas con hijos y en el grupo de edad de 30 a 44 años. Es decir, lo que en otros tiempos no muy lejanos, era la base de la CLASE MEDIA. El informe no tiene desperdicio. Es para leerlo con detenimiento y pararse a pensar si este es el camino.

Anuncios

ESTANFLACION

Hoy una entrada didáctica, que ya iba siendo hora después del maremágnum de propuestas diferentes y diversas con los que los partidos políticos y demás nos vienen ilustrando sobre como salir de esta bien llamada “Gran Recesión”. Y en relación con ello, hoy vamos a hablar del termino “estanflación”.

Estanflación, gramaticalmente hablando es la conjunción de dos términos económicos vitales: inflación y estancamiento (por contraposición a término “crecimiento”). Económicamente hablando, es un fenómeno que combina lo peor de dos situaciones económicas graves, esto es la inflación o crecimiento continuado de los precios y el estancamiento o recesión del crecimiento del producto de un país (denominado, en la mayoría de casos PIB (Producto Interior Bruto).

Hasta finales de los años 60 este fenómeno no existía, al menos económicamente hablando. Lo normal, lo “natural” en términos económicos, es que los precios (inflación) aumenten porque se está produciendo actividad económica, es decir, crecimiento. Si no hay crecimiento, la presión de la demanda sobre la oferta cae y por lo tanto, los precios bajan, o al menos no crecen. Es decir, hay una relación directa entre el crecimiento económico y el crecimiento de los precios. A partir de finales de los 60 y principios de los 70, se produce la primera gran crisis de petroleo, y entonces se empiezan a manifestar altos precios con crecimiento negativos del PIB, aparece por primera vez la “estanflación”. Se empiezan a estudiar los “shocks de oferta” y no solo los efectos de una variación de la demanda. Gráficamente un “shock de oferta” provoca una “contracción” de la oferta, y dicha contracción de la oferta, a igual demanda, genera menor producción y mayor nivel de precios. Se puede ver de modo visual en la gráfica siguiente, donde el nivel de precios y producción inicial es A y después del shock de oferta, es B, con mayor nivel de precios y menor nivel de producción.

¿Y a que viene esto? Sencillo, viene a colación al respecto de los actuales niveles de crecimiento en España y niveles de precios existentes. Podemos comprobar, según el INE, Instituto Nacional de Estadística, que el nivel de crecimiento del PIB en tasas interanuales (e intertrimestrales), desde el primer trimestre de 2007 es decreciente, con trimestres negativos, y el nivel de precios, medido a nivel de IPC, se mantiene elevado, si bien hay meses de crecimiento negativo también.

 

No seré yo quien determine si realmente hoy en día estamos inmersos en un periodo de estanflación o no, pero ciertamente el nivel de crecimiento del PIB es muy parco tanto si lo comparamos en interno con datos históricos como si lo comparamos con economías europeas, y sin embargo los precios se resisten a bajar. Y esta situación de crecimiento bajo o nulo, incapaz de crear empleo, en una economía con una tasa de desempleo por encima del 20%, y endeudada hasta las cejas, el que los precios mantengan una resistencia a la baja y se mantengan en niveles mas altos que nuestras economías de Europa, al menos nos debe hacer reflexionar sobre la rigideces que se mantienen en nuestro actual sistema productivo.