Archivo de la etiqueta: emprendedor

PP

Hoy, por fin, última entrada dedicada a los programas electorales en materia económica. Cierro con el Partido Popular, que según todas las encuestas, y a falta justo de 7 días para el ejercicio del voto, parte con una clara ventaja y todo apunta a que será el partido que gobierne y por lo tanto, su programa será el que se deba aplicar. Y repito, según las encuestas. Pero como este es un país muy dado a los toros y el refranero español muy rico en sapiencia, pues diremos aquello de que “hasta el rabo todo es toro”. Esperaremos a ver…

El pdf del programa contiene 214 páginas (ahí es nada), y está dividido en 7 grandes bloques:

  1. Sociedad y Gobierno.
  2. Estabilidad y reformas para el empleo.
  3. Educación.
  4. Bienestar.
  5. Administración.
  6. Democracia.
  7. Política Europea y exterior.
Me voy a centrar, exclusivamente en el bloque 2, que habla de la estabilidad y reformas para el empleo. Y antes de nada, decir que parece ser que todo el programa, no solo el económico, gira en torno a la creación de empleo. Es el vórtice sobre el que gira todo lo demás. 
El bloque 2 se divide en 9 apartados cada uno de ellos con diferentes medidas a aplicar:
  • Euro (11 medidas).
  • Cuentas Públicas (9 medidas).
  • Crédito (9 medidas).
  • Empleo (12 medidas).
  • Emprendedores (12 medidas).
  • Reforma fiscal (10 medidas).
  • Energía (9 medidas).
  • Innovación (8 medidas).
  • Nuevas tecnologías (10 medidas).

Del primer apartado (Euro) es de destacar el que vayan a establecer un “plan completo y coherente” de reformas estructurales, cosa que por otra parte es de lógica, pues nos obliga Europa. Nos va en eso que los mercados denominan “confianza” y que se manifiesta en la denominada “prima o diferencial de tipo de interés respecto al bono alemán”. Nos guste o no, la verdad es que la situación de España, en estos momentos, provoca riesgo “sistémico” a la estabilidad económica europea, y no digo ya al conjunto del países “euro”. Destaca también el compromiso, dentro del  primer año de legislatura, de revisar el gasto de las administraciones, así como el establecer y potenciar la unidad de mercado, sustituir las licencias y controles previos por controles “a posteriori” en las nuevas actividades económicas y reformar la Comisión Nacional de la Competencia. Eso si, no dicen mas, ni cuantifican, ni describen mas detalles. Son promesas interesantes, pero vagas, necesarias pero etéreas, sin letra pequeña y por tanto difíciles de juzgar en un sentido u otro.
Del segundo apartado (Cuentas públicas) podemos resumir las 9 medidas en una sola: Restablecimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Dicha ley, nos permitió en 1996 sentar las bases del crecimiento posterior que se produjo. En el 2004-2005 se derogó. Y así nos ha ido.
Del tercer apartado (Crédito) destaca el deseo de culminar el proceso de restructuración del sistema financiero,  la potenciación de los mecanismos de financiación alternativos, la reforma de la CNMV y la extensión de la supervisión por parte del Banco de España a todas las entidades financieras, sean crediticias o no. Y quiero destacar una medida que afecta al ciudadano “de a pie” y es la voluntad de reformar la Ley Concursal, con el objetivo de introducir en la misma la insolvencia de las personas físicas.
De las 12 medidas del apartado cuarto (empleo), se pueden resumir en una sola: Reforma Integral del Mercado de Trabajo, basándose en la reforma de la contratación, de la negociación colectiva, del sistema de relaciones laborales, de la formación y de la intermediación. Entre otras medidas, simplificación de las modalidades de contratos (pero no dice mas ni cuantifica que tipos quedan), creación de un “fondo de capitalización personalizado” a modo del modelo austriaco, establecimiento de un “bono formativo” individual y, sobre todo de la colaboración publico-privada en los servicios de empleo, medida muy demandada por las empresas de recolocación y de empleo temporal.
Del apartado de emprendedores (apartado 5) destacar el objetivo de crear una Ley de pymes y autónomos, el apoyo fiscal a los autónomos es decir los consabidos 3.000 euros al contratar al primer trabajador, la aplicación del criterio de caja al Iva y la reducción de los tipos impositivos en el impuesto de sociedades al 20% para determinados tamaños y la extensión del 25% como tipo general.
En el apartado sexto, de “reforma fiscal”, parte de esa reforma ya está recogida en puntos anteriores (criterio de caja en el iva, reducción de tipos en el Impuesto de sociedades etc…) por lo que destacaré, al respecto del IRPF la voluntad de potenciar el ahorro, creando una nueva deducción por el incremento del ahorro anual.
Y para finalizar, de los apartado séptimo (energía), octavo (innovación) y noveno (nuevas tecnologías) destacaremos lo relativo a la vaguedad y sutileza con la que se manifiesta el programa al respecto de la energía nuclear expresándose de la manera siguiente:

Gestionaremos los permisos de los emplazamientos nucleares conforme al cumplimiento de los estrictos criterios de seguridad impuestos por el Consejo de Seguridad Nuclear y las autoridades europeas, de forma que la prolongación de su operación redunde en un menor coste de la energía para los consumidores.

Conste que yo defiendo la energía nuclear, pero esta ambigüedad en los textos me produce desazón. En la parte de innovación destacar la voluntad de que los incentivos sean fiscales y sometidos a criterios de mercado. Y por último, en el apartado dedicado a nuevas tecnologías, como gran punto, por fin, la eliminación del canon digital y la potencial privatización de la televisiones autonómicas.

Larga entrada esta, pero el programa es denso en texto y escaso en su cuantificación. Así que no tengo muchas ganas de prolongar la “agonía” en una segunda parte. Si alguno no tiene mejor lectura en su mesilla de noche, le puedo recomendar la trilogía de Publio Cornelio Escipión, el africano, de Santiago Posteguillo. Para los que amamos la historia con pasión, es sencillamente impresionante.

Anuncios

CEOE – CEPYME (Parte I)

Me ha comentado algún amig@ (la foto es suya), vía Facebook, que solo hago entradas de programas “de tendencia progresista o de izquierdas”. Tal vez tenga razón, no lo discuto, pero es que, a las fechas en que nos encontramos solo tengo estas propuestas “negro sobre blanco”. Podría escribir sobre “ideas e idearios” que se están  manifestando, pero me niego a opinar sobre “futuribles” que pueden darse o no. Así que, de momento, continuaré tratando “propuestas y programas” escritos y disponibles en las correspondientes paginas web. Hoy, simplemente por casualidad, voy a tratar el último documento de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE – CEPYME) al respecto lo que consideran ellos como “Propuestas de los Empresarios para superar la Crisis”, publicado en su web con fecha 19 de octubre de 2011. Calentito el documento. Calentitas las propuestas.

El documento está separado en dos secciones. En la primera de ellas, la de interés mas inmediato, se exponen las políticas, que desde el punto de vista de la “Patronal”, son o deben ser de aplicación inmediata en la nueva legislatura, salga el gobierno de la nación del color que sea. Plan de recuperación que le llaman en su documento y cuya finalidad es estabilizar la economía y sentar las bases del crecimiento.  En la segunda se exponen medidas de tipo “horizontal”, es decir de corte mas estructural y de aplicación permanente y constante, pero no necesarias en el corto plazo. Nos centraremos, en esta primera entrada, en la sección primera o plan de recuperación.

Propuesta 1.- Reducción del deficit público y reforma del sector público.

Amalgama de medidas variopintas. Destacan la “reducción del gasto corriente ineficiente” como pilar fundamental sobre el que debe girar el ajuste del déficit. Estamos de acuerdo, hay que reducir el gasto corriente. No solo el ineficiente, que eso no debiera de existir nunca. Lo que no es de recibo es que el ajuste recaiga en la partida de “infraestructuras”, si bien también habría que proceder a revisar que “infraestructuras” son necesarias. No, no todas son necesarias. Pongo algunos ejemplos de aeropuertos no necesarios, como por ejemplo el de Castellón, el de Ciudad Real, el de Huesca, algunos ejemplos de lineas de AVE futuras, por ejemplo el tramo Albacete-Madrid y así multiples.

Destaca también, dentro de esta propuesta, la política de “acercar los precios públicos a los costes de producción de los servicios públicos”. Niego la mayor, hay que acercar los precios y costes de producción públicos a los privados. Si el servicio público es ineficiente, el “acercar el precio público” es trasladar al consumidor el pago de algo manifiestamente injusto.

Solicitan también una reforma global del sistema tributario, eso si manteniendo la carga fiscal, cosa que no alcanzo a comprender, excepto que lo que quieran decir es que dicha reforma no implique un INCREMENTO de la presión fiscal. Si la reforma impositiva consigue mantener o incluso aumentar la recaudación y a la vez reducir la presión fiscal individual, pues bienvenida sea. Y dentro de esta reforma fiscal que piden, sin mucho ruido solicitan la “reducción sustancial de las cotizaciones sociales”. No dicen cuanto de sustancial debe se esa reducción. Pero este no es el punto clave. Lo enlazaré después con el punto siguiente.

Propuesta 2.- Reforma del mercado laboral y de la negociación colectiva.

Solicitan simplificar el número de modalidades contractuales de las actuales 43 a 6 (indefinido, con indemnización improcedente de 20 días y máximo de 1 año, temporal, fijo discontinuo, de obra y servicio, a tiempo parcial y de formación). Si la indemnización por despido improcedente pasa a ser de 20 días, ¿cual es la de procedente?. No lo dicen, pero obviamente es fácil su deducción. No voy a entrar en justificar si es lo que se necesita o no, ya lo diré cuando de mis propias propuestas, pero establecer una correlación entre indemnización y creación de empleo es como establecer que existe una correlación entre las tendencias alcistas de la bolsa y la minifalda. Un empresario/emprendedor no contrata mas por el simple hecho de que el despido sea mas barato o no. Ese es un factor mas, pero no el principal. Contratará mas si tiene necesidad de ello y si la tiene, lo primero que se planteara en la relación coste/beneficio de esa contratación, es decir cuanto mas facturo y gano contratando una persona mas y cuanto me cuesta esa persona. Es decir, mirará los flujos monetarios corrientes y recurrentes que genera en positivo y negativo esta opción. Y aquí es donde hay que tener en cuenta “la reducción sustancial de las cotizaciones sociales”. En la actualidad un empresario tiene que pagar un 23.60% por contingencias comunes, un 5.50% por desempleo y un 0.60% por formación profesional, todo ello sobre las bases de cotización. Eso paga el empresario por el trabajador al Estado. Amén del salario del trabajador. Todo ello a grosso modo. Mas detalle en la pagina web de la Seguridad Social. Juzguen ustedes.

Propuesta 3.- Reestablecer el crédito y la liquidez para las empresas.

Desde mi humilde opinión es de destacar el ” cumplimiento estricto de la ley de morosidad por parte de las Administraciones Públicas”. Es cierto, son los mayores morosos del reino y muchas de los procesos concursales y cierres de pymes y autónomos son debido a impagos por parte de las administraciones.

Propuesta 4.- Unidad de mercado y cargas administrativas.

Sería deseable, pero ello implica desandar el camino de transferencias a las Comunidades Autónomas. Y eso, cuidado, cuidado.

PD.- Hoy ETA manda un comunicado a toda la sociedad donde indica que “ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada”.