Archivo de la etiqueta: deficit

CONFISCACION FISCAL

El pasado jueves 28/02/2013, después del acuerdo “in extremis” del pasado 31/12/2012 entre Republicanos y Demócratas para evitar el denominado “Fiscal Cliff”, se acabó el plazo de margen de negociación y desde el día de ayer entran en vigor una serie de recortes del gasto fiscal americano. Es el denominado “secuestro fiscal o confiscación fiscal” según traducciones del término “sequester” inglés. Dado que cualquier resfriado en la economía americana, por aquello de la globalización, provoca auténticas gripes en el resto del mundo, vamos a tratar de analizar que es este “sequester”, el porqué del mismo y sus consecuencias.

EEUU tiene actualmente un ratio de deuda sobre PIB superior al 100% (casi al nivel de Grecia, para que se hagan una idea) y un déficit público superior al 7,5% para el ejercicio 2012 (pendiente de confirmar datos). Dicho déficit es un problema, fundamentalmente proveniente de la parte del gasto, el cual es el mayor desde 1951, y que ha aumentado un 24% en la etapa de la administración Obama (un 22% en la etapa de Reagan, un 19% en la etapa de Bush padre, un 17% en la etapa Clinton y un 19% en la etapa Bush hijo).

El 61% del presupuesto federal americano se lo llevan tres partidas:

  1. Sanidad, un 21% (769.000 mill. de dolares)
  2. Defensa, un 20% (718.000 mill. de dolares)
  3. S. Social, un 20% (718.000 mill. de dolares)

Visto graficamente:

El denominado “secuestro fiscal” no es mas que un ajuste automático, brutal, del gasto público, que debe completarse y complementarse a finales de abril y principios de mayo de 2013 con la fijación del límite o techo de deuda del ejercicio. De entrada, el ajuste para el presente ejercicio es de 85.000 mill. de dolares, el 50% en gasto de defensa. Obviamente, la administración Obama ya ha lanzado sus “augurios nefasti” indicando que este recorte tendrá un impacto de caida del PIB o al menos un impacto de no crecimiento del mismo del 0.6% en 2013 y una pérdida de 750.000 empleos.  Y sin embargo el ajuste es necesario. Lo contrario es pan para hoy y hambre para mañana. No cabe un incremento de los ingresos, eso ya se ha realizado y aún así es necesario un ajuste vía gastos. Actualmente se está monetizando el déficit, lo que augura inflación futura. Lección 2, libro de Macroeconomía de Paul Samuelson: la monetización de deficits genera incremento de precios futuros, es decir, inflación (por aquello del incremento de la masa monetaria y la velocidad de circulación de la misma). La situación gráfica queda, para el ejercicio 2013 así:

Es insostenible en el tiempo seguir manteniendo una política monetaria expansiva y una política fiscal expansiva también. Solo conseguimos retrasar el problema a las futuras generaciones. Eso no es atacar y solucionar el problema, es retrasarlo. De seguir persistiendo en la actual política de no recortes e incremento de gasto, además del efecto expulsión del sector privado que se genera a nivel interno, nos encontramos con un debilitamiento del valor del dolar, lo que favorece las exportaciones americanas AL resto del mundo, pero perjudica las importaciones DEL resto del mundo. Este perjuicio en las importaciones, hace que la débil economía europea sufra considerablemente, pues unido a sus problemas estructurales de déficit público y escaso nivel de crecimiento actual del PIB por países, nos faltaba un fortalecimiento del valor del euro que perjudique las exportaciones. Sólo  nos faltaba un perjuicio en el sector exterior y en balanza exterior, pues EEUU supone un 17% en el peso de las exportaciones de la EU27. Eso si, los europeos (los que puedan claro) vamos a poder viajar a cuerpo de rey.

Gráfico Euro Dólar

File:Main trading partners for exports, EU-27, 2010 (% share of extra EU-27 exports).png

Y el caso es que tanto Republicanos como Demócratas están de acuerdo en que hay que tomar medidas. La dirección de las mismas es lo que los separa (como no podía ser de otra manera), pues los Republicanos inciden en un recorte del gasto (y sobre todo en la parte de Sanidad, que no en Defensa) sin incrementar impuestos y los Demócratas inciden en el incremento de impuestos y recorte de gastos fundamentalmente en Defensa.

Y mientras tanto, las empresas de rating a la espera. No es fácil el escenario y por lo tanto no es fácil la solución. Pero por el bien económico global, guste o no, y sobre todo por el particular de Europa, EEUU debe alcanzar una solución seria y realista.

Anuncios

REFORMAS (parte I)

Define el DRAE el término “reformar” en su acepción segunda como “modificar algo, por lo general con la intención de mejorarlo.

Cuando hablamos de “reformas estructurales” en términos económicos lo que tratamos de decir es que estamos cambiando las reglas del juego, con el objetivo de alterar la estrategia económica del pais. Evidentemente las reglas del juego no deben estar cambiando continuamente. Es necesario estabilidad o estaremos incurriendo en “trampas al solitario”. Aunar cambios y estabilidad es una de las cosas mas complicadas con las que se enfrenta un gobierno, sea del signo que sea, en política económica.

En España llevamos inmersos en una vorágine reformista todo el presente ejercicio 2012. No queda mucho para la presentación de los PGE de 2013. Así que a modo de resumen, hoy un balance de lo que llevamos ya a nuestras espaldas y de lo que nos puede llegar.

1.- CONTRACCION FISCAL.

Lo que venimos conociendo como reducción del déficit público. Un déficit sólo se reduce de dos manera, gastando menos e ingresando mas. Gastar menos implica reducción de gasto e inversión pública, lo que tiene efectos contractivos sobre el empleo y la actividad económica. En este aspecto, las medidas tomadas has sido la congelación de las pensiones, reducción del sueldo del personal funcionario, congelación del SMI e incluso reducción del gasto en I+D+i y aplazamiento en la aplicación de algunas medidas sociales. Ingresar mas significa incrementar la recaudación tributaria, que puede producirse subiendo impuestos directos (IRPF en enero de 2012) e indirectos (IVA en septiembre de 2012) así como aplicación de tasas y gravámenes (IBI). Otra manera de incrementar la recaudación fiscal es luchar contra el fraude fiscal de tal manera que ese mas de 20% de economía sumergida aflore.

¿Tenemos un Estado de Bienestar bien gestionado? ¿Tenemos un sistema tributario con capacidad recaudatoria suficiente para mantener ese Estado de Bienestar? ¿O hemos de cambiar el modelo global?.

2.- REFORMA DEL SISTEMA FINANCIERO

Para una economía como la española, basada en la pyme y micropyme, que el sistema financiero esté saneado es fundamental, pues la principal, por no decir única, fuente de financiación para la pyme y micropyme es la bancaria. El crédito para el circulante, y también para el inmovilizado sin lugar a dudas, es la “sangre” que mantiene vivos el resto de órganos. Sin ese crédito, se acabó, game over. Pero el sistema financiero nacional acaba de salir de una operación quirúrgica importante y necesita recapitalizarse y ajustar su capacidad a la nueva situación y sobre todo, necesita repensar su “rentabilidad y origen de la misma”. La reforma ha consistido básicamente en la reorganización vía fusiones y demás operaciones asimiladas de entidades con el objetivo de “ganar tamaño”. Aún así, no siendo suficiente, nos encontramos con la creación del “banco malo” y la ayuda europea vía FROB para intervenir en aquellas entidades que así lo necesiten (Bankia, Cam, Banco de Valencia, Catalunya Caixa etc…). Queda pendiente, para evitar que el 90% de la financiación de las empresas sea bancaria, una reforma que potencie los “private equity”, capital riesgo y bussines angels. Seguimos muy lejos, normativamente hablando, de los países anglosajones, donde estas figuras de financiación e inversión son claves en el nacimiento y desarrollo de nuevas empresas. Con todo y con ello, no se garantiza la fluidez del crédito, es una condición necesario pero no suficiente.

¿Es ésta  la reforma que se quería? ¿es esta la reestructuración bancaria que se necesitaba en tiempo y forma? ¿no es necesario una reforma en el funcionamiento de los bancos centrales?.

Luces y sombras y alguna que otra cuestión a responder.

To be continued….

ALTERNATIVA AL MODELO

Existe un modelo económico, olvidado ya por muchos, que explica el porqué de la actual “crisis” del euro. Dicho modelo es el modelo Mundell-Fleming. En esencia dicho modelo nos explica que una economía abierta, ausente de política monetaria autónoma, y de un tamaño pequeño en términos relativos, no puede tener una política fiscal expansiva y/o autónoma. Este es el caso de Grecia. Dicho pais pertenece al euro, luego tiene una política monetaria inexistente, pues dicha política monetaria la marca el Banco Central Europeo. Al no tener moneda propia carece de la política de tipo de cambio, luego no puede recuperar la competitividad perdida vía devaluación de su moneda. Además es una economía pequeña en términos relativos en Europa, y no digamos ya en términos mundiales. Así si aplicamos el modelo, nos encontramos con que el ajuste para recuperar la senda “ortodoxa” y el crecimiento debe venir, única y exclusivamente por la vía fiscal y por la vía de ajustes estructurales. Sólo quedan esas dos políticas económicas. Dado que tiene un deficit público de mas del 10% anual (y desde el año 2000, nunca, REPITO NUNCA, ha bajado dicho déficit anual del 3%) y su nivel de deuda pública supera el 160% de su PIB, el ajuste vía interna, fiscal y estructural, es, sencillamente terrorífico.

España no llega a esas cifras, y no es precisamente una economía que no tenga un peso relativo importante. Sin embargo también es posible el análisis de los ajustes a realizar considerando el modelo. Con un déficit del 8.51% en 2011 y un nivel de deuda sobre PIB del 66%, se está lejos de la situación griega, pero es necesario la realización de los ajustes necesarios para evitar, precisamente ser un riesgo “sistémico” para la zona euro.

¿Que nos dice el modelo? Que hay que hacer los ajustes a nivel interno, vía fiscal y vía medidas estructurales. Y en esas estamos inmersos. Quiero recordar que la tan cacareada reforma laboral no es mas que una medida de política económica de corte estructural y como tal dará sus frutos en el medio y largo plazo. El ajuste fiscal previsto (a falta de conocer los Presupuestos Generales del Estado para 2012) nos permitirá reducir el deficit público durante 2012 y 2013 hasta el 3% en dicho ejercicio. Pero siguen quedando medidas a tomar para recuperar la competitividad perdida. Sin la potencial devaluación de la moneda (pues ya no tenemos) y sin autonomía monetaria, los ajustes que quedan siguen siendo de tipo estructual. Lo que siempre he dicho: CAMBIO DE MODELO. Estamos en tierra de nadie. Ni somos los mejores en calidad y fiabilidad (Alemania) ni los mas baratos es costes (China, India etc). Carecemos de una I+D+i y carecemos de un tejido empresarial competitivo a nivel mundial (se pueden contar con los dedos de las manos las grandes firmas internacionales que tenemos). Tal vez solo se salva la industria turística, pero ¿hasta cuando podemos vivir del sol y sombra?. Porque no nos equivoquemos, la gran base del turismo patrio se basa en un modelo de sol y sombra que nació a mitad de los 60. Urgen reformas de calado que cambien el modelo.

Sin embargo hoy viene en el diario El Economista, una medida que denominan “Devaluación Fiscal”, que consiste en aumentar el IVA y reducir las cotizaciones sociales. Con ello se consigue un efecto parecido al de la devaluación de la moneda y permite recuperar parte de la competitividad perdida, pues reduce los costes internos, fundamentalmente laborales (lo que hace mas competitivos nuestros productos) y encarece los productos importados. Personalmente me parece que es el camino a seguir. La subida del IVA es igual para todos, y tiene efectos indeseados para una buena parte de la población. Es cierto y no tiene discusión. Es así. Y además hace subir la inflación, SALVO que la situación competitiva haga que esa subida impositiva no se pueda trasladar íntegramente a los precios de mercado. Pero lo que si es directo es que una reducción de las cotizaciones sociales a cargo del empresario hace que  el factor trabajo sea mucho mas competitivo, y por lo tanto los productos fabricados aquí sean mas baratos, en términos relativos.  Si además estas medidas viene acompañadas de un cambio impositivo en las rentas del trabajo a la baja (reduciendo el tipo de retención aplicado en la nómina) y fomentando las políticas de ahorro, igual se conseguía la cuadratura del círculo, pues parte de esa mayor renta disponible (vía reducción de las retenciones) iría a consumo, consumo de productos nacionales mas baratos que los importados, y parte al ahorro, mejorando la tasa de ahorro nacional, clave para el crecimiento sostenido sin necesidad de tener que acudir a la financiación exterior y deterioro de la balanza externa. Tal vez esta medida, que algunos ya hemos contemplado en nuestra mente y a los que evidentemente no se nos hace caso pues ni somos premios Nobeles ni nada parecido, sea, ahora si, digna de análisis y estudio.

SER O NO SER…

Ordago a Bruselas por parte de Rajoy: el objetivo de deficit para el ejercicio 2012, no será del 4.4% sino del 5.8%. Casi punto y medio mas. Contradicción de opiniones. Opiniones contrapuestas. Y de fondo, el argumento de la “soberanía nacional”. A buenas horas. Mala apuesta Don Mariano. Pertenecemos a la U.E. ¿recuerda?. Es cierto que la herencia recibida es mala, muy mala, pero también le quiero recordar que todos los estudios serios, ya apuntaban a un déficit superior al 6%. Al final, ha sido del 8.5%, dos puntos y medio mas. Cada punto de déficit supone unos 12.000 – 15.000 millones de euros. El ajuste adicional ya se preveía en unos 40.000 millones adicionales. ¿Por que es importante no tener deficit?. Es simple, no se puede vivir endeudado permanentemente, tarde o temprano hay que devolver lo que nos han prestado. En una economía con independencia monetaria, el deficit se cubre de dos maneras: creando mas billetes, mas masa monetaria, o acudiendo al endeudamiento, al prestamo. La primera solución genera, si o si, inflación. En el peor de los casos hiperinflación que fue lo que ocurrió en la Alemania de Weimar tras la derrota de la Primera Guerra Mundial, que para pagar las sanciones impuestas, se dedicaron a darle a la maquina de hacer dinero, y generaron la mayor hiperinflación nunca conocida, que permitió el ascenso de Hitler al poder. Tal vez por eso el Banco Central Aleman es tan sensible al crecimiento de precios. En el segundo caso, se produce lo que lo economistas denominamos “efecto expulsión”. Si el Estado pide prestado, lo que está haciendo es detraer recursos financieros para financiar ese déficit, recursos que no acuden al sector privado. Además, el tipo de interés que paga el Estado se considera como “el tipo de interés mínimo sin riesgo”, por lo que obligas a las empresas a tener que emitir deuda a tipos superiores si quieren captar financiación. En una economía sin independencia financiera, sin moneda propia, la primera opción desaparece y sólo queda la segunda. Esto es de primero de economía en la facultad. Pero parece ser que se ha olvidado.  Pero volvemos al tema.

Tener un objetivo de deficit del 4.4%, ya implica tener casi un punto y medio mas de déficit del objetivo de la U.E, que reza un 3%. Pasar de un 8.5% al 4.4%, implica proceder a un ajuste de entorno a 50.000 millones de euros. Y como el crecimiento, según el último cuadro macro previsto, del PIB para el 2012, implica una CAIDA del 1.7%, pues obviamente el ajuste no puede venir del lado de los ingresos, sino de los gastos. Y un recorte/ajuste de 50.000 millones de euros no es calderilla precisamente. Es duro. Durísimo. Y sin embargo toca hacerlo, tarde o temprano.

Rajoy lo que esta manifestando son dos cosas, con las que se podrá estar de acuerdo o no, y son las siguientes:

1.- España es un país soberano y en base a un cuadro macro realista, el ajuste inicial no es real ni realizable.

2.- España va a realizar el ajuste, pero dicho ajuste no hay porque hacerlo en un único año. Se puede hacer en varios ejercicios. Tesis del Sr. Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

Hablar de “déficit” así en general, es un poco “naif”. Lo realmente importante es saber la composición o descomposición (según se mire) del mismo. Una muy en boca últimamente es la referente a que el déficit se compone del denominado “déficit estructural” y “resto o deficit cíclico”. El déficit estructural es aquel en que incurre un país independientemente del ciclo económico en que nos encontremos. Es un “déficit” fijo, un coste/gasto fijo por tamaño de Estado, ineficiencias etc. Se tiene siempre, incluso con pleno empleo y PIB creciendo a toda máquina. Las últimas estimaciones cifran este déficit estructural, en España, en un entorno del 2.5%. Recordemos que el total de deficit impuesto por la UE es del 3% global. Así pues, incluso realizando ajustes de caballo, seguimos teniendo un déficit que roza el nivel máximo exigido por nuestros socios europeos. Para que se entienda, claro y alto: HAY QUE CAMBIAR EL MODELO DE ESTADO. Y eso es lo que nos está exigiendo la UE. Alemania al frente por supuesto.

¿Cual es el problema, entonces? El nivel de “confianza” que nos otorgan. No terminan de creerse que vayamos a hacer el ajuste y de ahí que nos lo pidan en un único ejercicio. No quieren repetir la experiencia griega. Nos exigen un plus de confianza y fiabilidad. Si conseguimos hacer el ajuste en un único ejercicio, volveremos a tener la confianza de los mercados nuevamente. En cristiano, volveremos a ser un país serio, de fiar. Actualmente no lo somos.

Hay que recordarle al Sr. Rajoy que es preferible una vez rojo que veinte “colorao”, que los reformas a medias originan los mismos rechazos sociales que si se hacen en profundidad. Y hay que hacer las reformas que permitan cambiar el modelo. No podemos mantener esta estructura de Estado, central, autonómica y local sin profundas reformas. No se trata, como ya he escrito otras veces, de hacer ajustes o reducir los gastos. El mandato es claro, toca REFORMAR, toda la estructura, todo el modelo. Cualquier otra opción es de trileros.

MALA PARTITURA

Llevo algunos días leyendo, con cierta preocupación, cuales van a ser las primeras medidas a aplicar por el nuevo gobierno en España a partir, si todo transcurre con normalidad, del 21 de diciembre de 2011. Mi preocupación no es tanto por objetivo que se persigue con el que estoy básicamente de acuerdo, sino con el camino o con las medidas que se puedan implementar para alcanzar ese objetivo. Dicen los taxistas el camino mas corto entre dos lugares no es la línea recta, sino el camino con menos semáforos. Y tienen razón, pues ellos están midiendo la distancia, no en términos espaciales (metros), sino en tiempo. Evidentemente, para un peatón, la distancia mas corta se mide en metros, no en tiempo. Pero ambos tienen razón, solo hay que tener claro el enfoque. Y este parece ser el problema que se está planteando, antes incluso de que sepamos cual va a ser el equipo económico del próximo gobierno.

Es evidente que es necesario un ajuste fiscal, que no podemos seguir con unos niveles de déficit público por encima del 10% y con una deuda pública que ya supera el 80% del PIB. Pero claro, todo ajuste fiscal se puede hacer desde el lado de los gastos o desde el lado de los ingresos. Y no es lo mismo actuar en un lado o  en el otro. También cabe, claro, actuar sobre ambos.  El ajuste por el lado del gasto es claro, reduciendo el mismo. Y su reducción se puede hacer de dos maneras: eliminado gasto corriente y eliminando gasto en inversión. De nuevo el efecto no es neutro. Si se elimina gasto en inversión, estamos destrozando la competitividad del país (ni infraestructuras, ni I+D+i, ni educación etc) para futuras generaciones. Por el lado de los ingresos el ajuste, para reducir el déficit, es único: aumento de ingresos. He dicho aumento de INGRESOS, no de impuestos. No es lo mismo. No siempre un aumento de impuestos lleva necesariamente aparejado un aumento de ingresos. Ya he comentado en cierta ocasión el principio de la curva de Laffer, que, repito consiste básicamente es decir que si el tipo impositivo es cero, los ingresos del Estado son cero (obvio), pero que si el tipo impositivo es del 100%, los ingresos también son cero, puesto que nadie está dispuesto a trabajar si no obtiene una renta para si mismo. Por lo tanto, en algún punto debe existir un punto de inflexión o cambio de tendencia en la curva de ingresos. Pongo un gráfico y se ve mejor.

Bueno, pues parece ser que donde creíamos, yo el primero, que el ajuste fiscal que se nos viene encima iba a ser por el lado del gasto y sobre todo del gasto corriente y despilfarro, pues resulta que ya tenemos las primeras dudas sobre si lo hacemos sobre el lado de los ingresos, aumentando el impuesto del IVA. Pues como dicen los castizos, para ese viaje no eran necesarias tantas alforjas. El IVA ya se subió del 16% al 18 (en su tipo general) en julio de 2010. Ahora se está estudiando subirlo nuevamente del 18% al 20% el tipo general y del 8% al 10% el tipo reducido. Conste que a mi no me parece mal, pero creo que no es el momento y que si se hace, debe venir junto con otras medidas de reducción de impuestos en otras partes e incluso de ajuste en las bases del propio IVA. Y claro, el sindicato de técnicos del ministerio de hacienda, Gestha, ha puesto el grito en el cielo y sobre todo plantea unas alternativas bastante lógicas y que habría que aplicar previamente. Sus alternativas consisten básicamente en aplicar un plan de lucha contra el fraude de las grandes empresas y lucha contra la economía sumergida, que según sus propios datos alcanza el 23% (Funcas lo cifra en torno al 20%) frente a un 13% de media en Europa. Solo reduciendo en un 10% el nivel actual de economía sumergida, se recaudaría 38.000 millones de euros. Limpiamos el déficit, sin apretarnos mas el cinturón. Y luego plantean la realidad del impuesto de sociedades, cuyo tipo efectivo real dista mucho de parecerse al nominal, debido a la ingente cantidad de deducciones existentes. Y razón no les falta. En el ejercicio 2010 la recaudación impositiva global, según la propia Agencia Tributaria, fue de 159.536 millones de euros, de los cuales tan solo 16.198 mill./€, es decir el 10%, provienen del IS. Es cierto que mas de medio millón de empresas han cerrado en los últimos 3 ejercicios, pero también hay casi cinco millones de desempleados y la recaudación por IRPF sigue siendo la partida de mayor peso recaudatorio. Se puede ver en la gráfica siguiente:

Así que visto lo visto, Sr. Rajoy, yo le recomendaría que antes de hacer nada, piense realmente si existen otras soluciones creativas e imaginativas. Por los primeros pasos dados, me da la impresión de que seguimos anclados en las mismas preguntas y en las mismas respuestas. Y no es eso. Y si es eso, es que entonces no habéis entendido nada de nada.

IU – LOS VERDES (Parte I)

Continuamos, a tan solo unas horas del inicio de la campaña electoral (que Dios nos ampare) que tendrá su momento glorioso a partir de las 20:00 h. del 20/11/2011 (hora de cierre de los colegios electorales), con la campaña de Izquierda Unida – Los Verdes, una coalición de partidos a la izquierda de la izquierda, donde el Partido Comunista de España (PCE) tiene su preponderancia e importancia. Destacar que es realmente el tercer partido de ámbito nacional, al que la Ley de D’Hont que rige el reparto de escaños en España, perjudica sobremanera.

El programa electoral está dividido en 7 ejes o grandes apartados:

  1. PROPUESTAS ECONÓMICAS PARA SALIR DE LA CRISIS
  2. PROPUESTAS PARA UNA DEMOCRACIA AVANZADA
  3. PROPUESTAS AMBIENTALES
  4. PROPUESTAS PARA UNOS SERVICIOS PÚBLICOS DE CALIDAD
  5. PROPUESTAS FEMINISTAS
  6. PROPUESTAS PARA AVANZAR EN LA IGUALDAD
  7. PROPUESTAS PARA UNA AGRICULTURA SOSTENIBLE
  8. PROPUESTAS PARA UNA CULTURA Y COMUNICACIONES LIBRES
  9.  PROPUESTAS PARA LA PAZ
Analizaremos sólo la parte de propuestas económicas, es decir, el punto o eje número 1.
Empieza fuerte, pues ya de origen manifiestan su voluntad de derogar las tres reformas legislativas de mayor calado de la última legislatura, es decir, derogarán la reforma constitucional que limita el techo de déficit del Estado, derogarán la reforma laboral y derogarán la reforma del sistema de pensiones. Ahí es nada. Pero para derogar según que tipo de leyes y según que Títulos de la Constitución se necesitan 2/3 ó 3/5 partes del Congreso de los Diputados. Así que pueden prometer derogar los que quieran, pero mas como una carta de intenciones que como una realidad que vayan a contemplar realmente. Bueno, a lo interesante.
Presentan un plan de choque para crear empleo durante los años 2012-2013 y 2014. El plan consiste básicamente en crear empleo en los ámbitos siguientes:
  • Programa de empleos verdes.
  • Programa de rehabilitación sostenible de viviendas residenciales.
  • Programa de empleos sociales (Ley de Dependencia).
  • Programa de formación a parados.
  • Programa de reducción de las horas semanales a 35 h. creando, para suplir estas horas, empleos públicos.
  • Programa de Acuerdo Marco con empresas de servicios básicos.
  • Plan de inversión en infraestructuras de proximidad.
Todo ello da como resultado, según IU, la creación de 1.520.000 empleos en 2012, 970.000 en 2013 y 580.000 en 2014, es decir un total de 3.070.000 empleos.
Dentro del ámbito fiscal, como gran propuesta manifiestan su intención a aproximar la presión fiscal general a los niveles de media europea, lo que implica subir la presión fiscal en 8 puntos.
Dentro de la reforma del IRPF, manifiestan su intención de equiparar las tributación de las rentas del trabajo a las rentas del capital, generar dos nuevos tramos de gravamen, trasladar todas las deducciones existentes en la Base Imponible del impuesto a la cuota (no es un efecto neutral, ni mucho menos) del mismo y eliminar las ventajas fiscales actuales de los planes de pensiones privados.
A nivel del impuesto de sociedades, breve pero claro, incrementar el tipo impositivo en 5 puntos.
Al respecto del Iva, destaca sobremanera su voluntad de crear un tipo del 25% para productos de lujo, e incluso definen la fórmula para ello. Puesto que el Iva tiene que ser aprobado por “Europa”, hasta su aprobación crearían un impuesto del 7% sobre dichos productos, los cuales no definen claro, adicional al iva actual del 18%. A este impuesto le denominan “Impuesto Especial sobre Bienes y Servicios Suntuarios”. Total, si no aprueban el Iva del 25%, con dejar este nuevo impuesto arreglado el tema.
Además de “adoptar un paquete de medidas de fiscalidad verde”, hay dos puntos dentro del ámbito fiscal que me gustaría destacar. Uno de ellos de enorme seriedad, el otro ya a título de broma, y que, sin embargo, está negro sobre blanco en su programa. El aspecto serio es su voluntad de que la tasa impositiva de las SICAV sea del…5%.  Recordemos, una SICAV es el instrumento de inversión colectiva que utilizan las grandes fortunas para pagar una tasa impositiva del 1% como impuesto general de las mismas. Y ahora van estos y dicen que al 5%. O sea que por una parte quieren subir el tipo impositivo de sociedades a los empresarios (que generan riqueza) del 25% al 30% (o del 30% al 35%, depende), pero con las SICAV, que no generan NADA DE NADA, no te atreves, no sea que se enfaden.
Y por último, para finalizar esta entrada (seguiré mañana Dios mediante), el aspecto jocoso y bromista del programa electoral (ver pagina 11 del pdf correspondiente). Es tal el afán recaudador que han establecido el crear un impuesto nuevo, bueno una tasa en este caso (existen los impuestos, las tasas y los arbitrios, igual en una entrada algún día marco las diferencias). Dicha tasa va a grabar… atención, atención… ¡¡¡las pernoctaciones en instalaciones hoteleras!!!. Efectivamente, si duermes fuera de casa, aunque sea por motivos de trabajo, pagas una tasa. En el fondo yo creo que lo hacen para que conciliemos la vida familiar y laboral, y nada mejor para conciliar que dormir en casita.

UPyD – ROSA DIEZ

Continuamos con las propuestas de contenido económico y fiscal de las diferentes alternativas que se presentan a la Elecciones Generales del 20-N en España. Hoy el partido de Rosa Diez, Unión Progreso y Democracia. Corto el programa (tan solo 12 propuestas), sin concreción de ideas, una partitura a la que le falta definir el “tempo” y el ritmo, pero cuya lírica en principio suena bastante bien y en la linea correcta.

Arranca la primera propuesta ya con una carta de intenciones conflictiva: elevar el número de diputados a 400 con la mitad de ellos elegidos en circunscripción única, a la espera de que todos sean elegidos mediante listas abiertas. Bueno, bueno, la primera dura y directa. Circunscripción única, implica computar TODOS los votos a nivel nacional, independientemente de donde concentren el grueso de electores. Tiro directo a los partidos minoritarios tipo PNV, CiU, BNG, ERC, Coalición Canaria etc…, grupos que al concentrar su voto en unas determinadas provincias hacen que consigan grupo parlamentario propio, pero cuya representatividad en el computo nacional es nimia.

Propuesta 2.- Reforma de la Constitución, para conseguir un estado federal…,

Directo, sin medias tintas, lo que es. Estado Federal. F-E-D-E-R-A-L.

Propuesta 5.- Crisis económica y reforma del Estado: tenemos un Estado demasiado caro, complicado e ineficaz que ha empeorado la crisis económica de modo que la lucha contra la crisis comienza en su reforma: eliminando duplicidades, despilfarro y normas absurdas. Podemos ahorrar 26.000 millones anuales mejorando la gestión de las Comunidades Autónomas, y 14.000 más suprimiendo las Diputaciones y fusionando Ayuntamientos… Y más dinero suprimiendo miles de entes públicos innecesarios que consumen recursos y crédito sin producir servicios. También derogando miles de normas locales que obstaculizan la iniciativa económica,restaurando el mercado único nacional y la libertad de circulación de profesionales y empresas. Así será posible mantener servicios básicos sin recortes, y dedicar el ahorro público a invertir en economía productiva.

 

Cristalino, que dicen los castizos. Cerca del 30% del gasto público es despilfarro. Las medidas de ajuste tienen que venir después si son necesarias. Pero primero busquemos la eficacia del Estado.

Propuesta 6.- Reforma laboral y creación de empresas: padecemos un mercado laboral ineficaz e injusto, responsable del altísimo paro y en especial del juvenil. Proponemos un contrato único indefinido con indemnización por despido creciente con el tiempo, que facilite la contratación de trabajadores y proteja más eficazmente a todos. Los contratos temporales deben ser  excepcionales, sólo para sustituciones. Hay que facilitar y promover el trabajo a tiempo parcial, y el momento de la jubilación debe ser flexible y voluntario. Deben desaparecer las trabas burocráticas para fundar empresas, y hay que dar apoyo fiscal a los emprendedores, además de erradicar la morosidad pública que arruina a pymes y autónomos. Debemos estimular la I+D+i y la industria digital, derogando la Ley Sinde, sustituida por una Ley de Propiedad Intelectual adaptada a la evolución de la tecnología y a los derechos de autores y usuarios.

 

Breve, pero claro: contrato único con indemnización creciente. No indican límites, lo cual creo un error, e igualmente creo un error el mantenimiento (aunque como excepcionalidad) de los contratos temporales. No deben existir. No hay ninguna razón para su existencia, si el contrato único es con indemnización creciente. Tampoco comentan si van a derogar la ley de ampliación del plazo de jubilación a los 67 años, ni como van a solventar ese gran fraude piramidal denominado Seguridad Social.

Propuesta 7.- Crisis de la deuda y techo de gasto: el gasto desbocado de las Comunidades Autónomas (55% del gasto público) es el talón de Aquiles de las finanzas públicas. Urge limitar por ley el techo de endeudamiento de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos…

 

No urge limitar solo el techo de endeudamiento, urge limitar, cuando no prohibir el tener deficits.

Y por último la parte que mas adoro, camuflada en mitad de la propuesta 11 sobre participación ciudadana y control de la política, donde se dice, textualmente lo siguiente: “Los partidos políticos, sindicatos y asociaciones deben buscar la auto financiación, y en todo caso dar cuenta estricta del uso del dinero público, publicando sus cuentas y las remuneraciones de los cargos públicos, que deben renunciar a cobrar más de un sueldo público o a pensiones suplementarias y cualquier otro privilegio.

¿A que no os atrevéis a aplicar esta medida? Y el caso es que sería muy, pero que muy bonito. Digno de un país democrático de verdad. Pero en según que aspectos seguiremos soñando. Al tiempo.