Archivo de la etiqueta: cambio

¿NUEVO CAMINO?

Escribió John P. Kotter, en uno de sus múltiples libros sobre liderazgo, que “liderazgo es diferente de la dirección, pero no por las razones que generalmente se suponen. No tiene nada que ver con tener carisma u otras exóticas cualidades personales. No es privilegio de unos pocos ni es necesariamente mejor que la dirección o un sustitutivo de ella”.

Continuaba así:

“Casi todas las grandes empresas están, hoy en día, sobredirigidas y sublideradas. Algunos pueden llegar a ser buenos directores, pero no a convertirse en líderes. Otros tiene gran capacidad de liderazgo, pero no logran ser buenos directores”.

Y añadía:

“Dirigir es gestionar la complejidad. Liderar es gestionar el cambio.”

¿Y porqué escribo yo esto y me acuerdo ahora del Sr. Kotter?

Todo empezó con el Sr. Mou alias “special one”. Tres años en el banquillo madridista, y un palmarés un tanto ridículo. Desde luego no comparable con el del Sr. Guardiola (éste si, SEÑOR con mayúsculas) y lejos de las expectativas que se depositaron en su figura: la tan añorada “décima”.Yo creo que hubiese terminado de la misma manera. Se le contrató y se le otorgó el poder total para que liderara un cambio. Sin embargo, él lo midió en base a la consecución de resultados.  ¿Líder o gestor?. Y luego continuó con la entrevista al Sr. Aznar en su cadena de Tv amiga a la par que nos enteramos que el Sr. Rajoy se reunía, ese mismo día en Moncloa, con el Sr. González. En este caso, si lo tengo claro, Aznar gestor, González, líder. Rajoy, no coment. Y cada vez mas, desde diferentes medios de comunicación nacionales y no nacionales, se repiten las palabras “falta de liderazgo”. Ya ni Obama. Inmersos en una crisis económica (y social y moral que añado yo) que va ya para su sexto año, surgen peticiones de “lideres” por una parte y de “gestores” por otra (tecnócratas que es mas “cool”). Es cierto, estamos sobredirigidos y subliderados. Esta crisis, que algunos se empeñan en catalogarla exclusivamente como “económica”, está haciendo saltar muchos resortes tanto macro como microeconómicos. Y, además, de índole personal, de comportamiento, de psiquis. No, no es una crisis económica, ni un cambio de ciclo. Es un final, como lo fue la Gran Depresión o la época posterior a la Segunda Guerra Mundial. Y para ello no necesitamos gestores, necesitamos líderes. Pero ¿donde están?

PD.- Fin de la trilogía del Sr. Grey. Y fin de las memorias del Sr. Aznar. Cambiamos de partitura y nos pasamos a algo diferente, El asesino del láser de Gellert Tamas, historia real del mayor asesino en serie de Suecia.

Anuncios

ARROGANCIA DIRECTIVA

Existen dos libros catalogados como “de dirección de empresas” muy recomendables. Uno lleva por título “No es el grande quien se como al chico, es el rápido el que se come al lento”, escrito por Jason Jennings y Laurence Haughton, ambos consultores. El título del libro ya es clarificador. No son necesarios mas aditivos. El segundo libro lleva por título “¿Quien dijo que los elefantes no pueden bailar?”, escrito por Louis Gerstner en el año 1999. Louis Gerstner fue el CEO de IBM desde 1993 a 2002. Por aquel entonces IBM perdía 8.000 millones de dolares anuales. Gerstner, proveniente de Nabisco, transformó la empresa, devolviéndola a los beneficios y a unos niveles de máxima capitalización bursátiles, pero sobre todo cambió la filosofía de la empresa, transformándola en una empresa de SERVICIOS. Ambos libros de lo que hablan, fundamentalmente es de la ADAPTACION y CAMBIO, de la transformación continua y permanente en la que toda empresa que se precie está inmersa en los tiempos actuales. O corres o te cazan. No se puede vivir de rentas pasadas. Estas obligado a innovar permanentemente, a adaptarte permanentemente. En caso contrario, tienes los días contados.

¿A que viene todo este párrafo inicial?. Viene a raíz de un par de videos con las reacciones del Sr. Ballmer, Don Steve Ballmer, CEO actual de Microsoft ante nuevos productos de sus competidores. Estos videos son, bajo mi punto de vista, el máximo exponente de la caída en barrena de Microsoft. Esta arrogancia directiva mostrada, amén del completo histrionismo del personaje, es la que lleva años impidiendo a Microsoft innovar y adaptarse a los nuevos mercados y necesidades que están surgiendo. Y si la arrogancia está en la cabeza de la empresa, simplemente apaga y vámonos.

Vamos con el primero, su reacción ante la aparición del primer i-Phone de Apple. Importante destacar su primera parrafada, que traducido mas o menos, viene a decir lo siguiente:

” ¡¡¡ 500 dolares por un teléfono, el teléfono mas caro del mundo y ni siquiera tiene teclado !!!, nosotros vendemos miles de terminales y Apple cero.

Dos aspectos a destacar. El primero, el precio. Le parece muy caro. Caro o barato dependerá para quien. Desde luego no tuvo en cuenta el factor EMOCIONAL de la compra. Hasta el i-phone el factor emocional, el factor de “status” era mínimo. Desde el i-phone, guste o no, el factor emocional y de status está muy presente. El segundo, la innovación. No supo ver que el terminal en cuestión si tenia teclado. Táctil, pero teclado. De hecho, el teclado no táctil ha desaparecido de casi todos los terminales.

El segundo vídeo, su reacción ante la aparición de Crhome, sistema operativo y navegador de Google. Por aquel entonces el navegador por excelencia era el Explorer de Microsoft (aún hoy en día lo sigue siendo, pero con una caídas de cuota de mercado anuales impresionantes). Viene a decir, entre hilaridades varias que “no se lo que es Chrome OS”. Hoy expertos valoran la división Chrome, si fuese empresa independiente, en mas de 2000 millones de dolares.

Circulan mas vídeos del personaje. Da igual, no vamos a hacer leña. No es esa la cuestión. La cuestión es otra, la cuestión es cuantos altos directivos viven de  rentas, cuantas grandes empresas no prestan atención a los movimientos del mercado, cuantos CEO´s están pendientes del bonus (propio of course) y no del cliente, del mercado, de la supervivencia de la empresa. Cuantos humildemente, pueden, en la soledad de sus sueños decir que están haciendo lo correcto, que no son cortoplacistas, que desean, por encima de todo la excelencia en sus productos y en su empresa (de la que no son dueños, sino gestores). Cuantos dedican una simple hora al mes a analizar las tendencias nuevas. Microsoft lleva años sin innovar, se ha transformado en una empresa de software y además malo. Todos los nuevos mercados de los últimos años, los ha perdido. Y su CEO es el exponente máximo del porqué. ¿Cuantas empresas hay con CEO´s como el SR. Ballmer en sus filas?.