Archivo de la etiqueta: ajuste

ASADOR ARGENTINO

La que tenía que haber sido una semana de alegría, por aquello de la Semana de Pascua, se ha convertido en una semana de dolor para la economía española y, sobre todo, para el Gobierno de turno. Todavía sin el engranaje adecuado e inmerso en la urgencia de un proceso reformista (por cierto a base de Real Decreto Ley, cosa poco “democrática” en un país que se precie) tras la presentación de los PGE para el 2012, se sacan de la chistera un ajuste nuevo de 10.000 millones de euros en Sanidad (6.500) y Educación (3.500). Y ya con la primera, lio y gordo, que si copago, que si no copago o que si copago solo para las medicinas y en función de la renta. Y ya tenemos el mar revuelto. Que si los derechos universales son intocables (líneas rojas que dice la ¿izquierda?) y que si la sanidad es universal y lo tiene que cubrir el Estado. Pues si, es universal, pero no lo cubre todo. Y si no lo cubre todo, lo correcto es que no se mantengan las mismas coberturas que hace 50 años. ¿Y porqué? Pues por que hace 50 años este país, objetivamente era un país subdesarrollado o como mucho en vías de desarrollo. Y ahora no, ahora está dentro de las 25 mayores economías mundiales. Pero seguimos manteniendo algunas “estructuras y derechos” como si todavía tuviésemos esa cartilla de racionamiento de la postguerra. Habrá que plantearse que servicios son excluibles pues se los puede pagar todo hijo de vecino. De hecho odontología (servicio dental) está excluido ni tampoco el plan de vacunación es el mismo que hace 20 años. O sea, que si hay cosas que adaptamos y cosas que excluimos. Por lo tanto habrá que plantearse una revisión completa del modelo. Y de igual forma con el porcentaje “de subvención” de las medicinas. Es insostenible el sistema, se mire por donde se mire. Y además es injusto. Los que tenemos hijos sabemos que prácticamente nada de lo que necesitan, incluso con intolerancias y alergias, durante toda su etapa de lactantes se incluye dentro del marco general de la subvención de la medicina. Habrá que revisarlo también. Pero vuelvo al principio.

Decía yo que semana de dolor. Hemos recibido por arriba pues la prima de riesgo se dispara por encima de los 400 puntos básicos y ya en niveles de “pseudo intervención”; por la derecha, con nuestro “amigo” Draghi haciendo unas declaraciones indignas del cargo que ocupa; y por la izquierda, con Sarkozy tomándose la libertad de ponernos como ejemplo (malo) de lo que puede ocurrir en Francia si no gana él.

Pero el verdadero dolor, la verdadera patada en las partes, viene del otro lado del charco. De Argentina. Lady Cristina Fernández de Kirchner rompe las reglas de juego internacionales y pretende nacionalizar YPF, arrebatándosela a Repsol, legítimo propietario. Por el articulo 33. Por sus ovarios. Porque si. Parecía que después de la crisis del corralito habían aprendido. Pero no. Ultimamente han vuelto a la deriva nacionalista y vuelven por sus fueros. Pero cuidado que después de Repsol quedan Banco de Santander, BBVA, Endesa y Telefónica. Y todas están en el punto de mira. Si el Gobierno español no se pone en su sitio, vendrán mas nacionalizaciones y no sólo en Argentina. Por encima de la “agresión económica” está el “pulso político” que se están echando. De momento las primeras reacciones por parte del Gobierno Español  están siendo respetables. No tanto las de la UE, que manda narices que no tenga una voz conjunta y única para estos casos. El atraco, de momento no se ha consumado, pero lleva camino de hacerse. Igual nos lo arregla Obama, pues muchos fondos de inversión tienen intereses en Repsol YPF. Y esos si suelen dar puñetazos encima de la mesa. Como dicen ellos “no es nada personal, son solo negocios”. El problema es si el “pelotudo” no distingue entre lo personal y los negocios.

Anuncios

¿Y SI PETER PAN NO SE QUIERE IR…?

Presentación de los Presupuestos Generales del Estado Español para el 2012. Los titulares ya lo saben, el mas drástico de toda la democracia, con un recorte medio del 16% en todos los ministerios. Todo para obtener un déficit público del 5.3%. Queda pendiente un nuevo recorte para 2013. No voy a entrar en las cifras con detalle, no es el objetivo de la entrada de hoy. La entrada de hoy tiene mas interrogantes que respuestas.

El presupuesto para 2012 asciende a 311.826 millones de euros, repartidos en 4 grandes apartados:

1.- Servicios Públicos Básicos, con un presupuesto de 17.909,11 mill. de euros.

2.- Gasto Social, con un presupuesto de 175.382,70 mill. de euros.

3.- Actuaciones de carácter económico, con un presupuesto de 27.129, 82 mil. de euros.

4.- Actuaciones de carácter general, con un presupuesto de 91.404,32 mill. de euros.

La parte del pastel se reparte así:

  • Pensiones: 115.825 mill. de euros, el 37%.
  • Desempleo: 28.805 mill. de euros, el 9%
  • Servicio de la Deuda: 28.848 mill. de euros, el 9%.

Sólo estas 3 partidas suponen ya el 56% del total del presupuesto. La partida de “servicio de la deuda” (intereses fundamentalmente) es casi tan grande como los presupuestos destinados a Justicia, Defensa, Seguridad Ciudadana, Política Exterior, Infraestructuras e Investigación todos ellos juntos (30.439 mill. de euros). Saquen sus propias conclusiones.

Son restrictivos, si. Pero continuistas. Lo dijo el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, lo primero es el déficit, lo segundo es el déficit y lo tercero el déficit. Se han vuelto a equivocar los objetivos y los medios. Y así les ha respondido el mercado, con un incremento de la prima de riesgo por encima de los 400 puntos básicos. Y queda un nuevo ajuste o recorte, que ya no se como llamarlo, para el 2013, que no se muy bien de donde va a salir. Y eso si el cuadro macroeconómico previsto de 2012 se cumple. Si no, prepárense para otro ojal en el cinturón.

Y es que no nos atrevemos a tocar ninguno de los pilares básicos del llamado estado del bienestar, esto es, Sanidad, Pensiones, Educación y Desempleo. ¿Quien se atreve?. Porque no va a quedar mas remedio si seguimos manteniendo la actual estructura de Estado. Y lo mas grave es que falta visión de Estado, claridad…, y un par de “güevos”. ¿Y la sociedad que dice?. Nada, seguimos a la sopa boba, apesebrados, generación perdida pensando que tenemos derecho a que el Estado nos lo de todo hecho. Será que seguimos sin crecer o no queremos hacerlo. O será que seguimos sin querer ser responsables. Bueno, es normal, llevamos 30 años acostumbrados a que “papi estado” nos lo de todo. O casi todo. Y lo malo es que somos una sociedad que no nos quedamos en el medio. Siempre pasamos de un extremo a otro. No nos anticipamos. Somos reactivos, no proactivos. Y en esa acción de reaccionar es donde nos pasamos de frenada. Que Campanilla nos guarde.

ALTERNATIVA AL MODELO

Existe un modelo económico, olvidado ya por muchos, que explica el porqué de la actual “crisis” del euro. Dicho modelo es el modelo Mundell-Fleming. En esencia dicho modelo nos explica que una economía abierta, ausente de política monetaria autónoma, y de un tamaño pequeño en términos relativos, no puede tener una política fiscal expansiva y/o autónoma. Este es el caso de Grecia. Dicho pais pertenece al euro, luego tiene una política monetaria inexistente, pues dicha política monetaria la marca el Banco Central Europeo. Al no tener moneda propia carece de la política de tipo de cambio, luego no puede recuperar la competitividad perdida vía devaluación de su moneda. Además es una economía pequeña en términos relativos en Europa, y no digamos ya en términos mundiales. Así si aplicamos el modelo, nos encontramos con que el ajuste para recuperar la senda “ortodoxa” y el crecimiento debe venir, única y exclusivamente por la vía fiscal y por la vía de ajustes estructurales. Sólo quedan esas dos políticas económicas. Dado que tiene un deficit público de mas del 10% anual (y desde el año 2000, nunca, REPITO NUNCA, ha bajado dicho déficit anual del 3%) y su nivel de deuda pública supera el 160% de su PIB, el ajuste vía interna, fiscal y estructural, es, sencillamente terrorífico.

España no llega a esas cifras, y no es precisamente una economía que no tenga un peso relativo importante. Sin embargo también es posible el análisis de los ajustes a realizar considerando el modelo. Con un déficit del 8.51% en 2011 y un nivel de deuda sobre PIB del 66%, se está lejos de la situación griega, pero es necesario la realización de los ajustes necesarios para evitar, precisamente ser un riesgo “sistémico” para la zona euro.

¿Que nos dice el modelo? Que hay que hacer los ajustes a nivel interno, vía fiscal y vía medidas estructurales. Y en esas estamos inmersos. Quiero recordar que la tan cacareada reforma laboral no es mas que una medida de política económica de corte estructural y como tal dará sus frutos en el medio y largo plazo. El ajuste fiscal previsto (a falta de conocer los Presupuestos Generales del Estado para 2012) nos permitirá reducir el deficit público durante 2012 y 2013 hasta el 3% en dicho ejercicio. Pero siguen quedando medidas a tomar para recuperar la competitividad perdida. Sin la potencial devaluación de la moneda (pues ya no tenemos) y sin autonomía monetaria, los ajustes que quedan siguen siendo de tipo estructual. Lo que siempre he dicho: CAMBIO DE MODELO. Estamos en tierra de nadie. Ni somos los mejores en calidad y fiabilidad (Alemania) ni los mas baratos es costes (China, India etc). Carecemos de una I+D+i y carecemos de un tejido empresarial competitivo a nivel mundial (se pueden contar con los dedos de las manos las grandes firmas internacionales que tenemos). Tal vez solo se salva la industria turística, pero ¿hasta cuando podemos vivir del sol y sombra?. Porque no nos equivoquemos, la gran base del turismo patrio se basa en un modelo de sol y sombra que nació a mitad de los 60. Urgen reformas de calado que cambien el modelo.

Sin embargo hoy viene en el diario El Economista, una medida que denominan “Devaluación Fiscal”, que consiste en aumentar el IVA y reducir las cotizaciones sociales. Con ello se consigue un efecto parecido al de la devaluación de la moneda y permite recuperar parte de la competitividad perdida, pues reduce los costes internos, fundamentalmente laborales (lo que hace mas competitivos nuestros productos) y encarece los productos importados. Personalmente me parece que es el camino a seguir. La subida del IVA es igual para todos, y tiene efectos indeseados para una buena parte de la población. Es cierto y no tiene discusión. Es así. Y además hace subir la inflación, SALVO que la situación competitiva haga que esa subida impositiva no se pueda trasladar íntegramente a los precios de mercado. Pero lo que si es directo es que una reducción de las cotizaciones sociales a cargo del empresario hace que  el factor trabajo sea mucho mas competitivo, y por lo tanto los productos fabricados aquí sean mas baratos, en términos relativos.  Si además estas medidas viene acompañadas de un cambio impositivo en las rentas del trabajo a la baja (reduciendo el tipo de retención aplicado en la nómina) y fomentando las políticas de ahorro, igual se conseguía la cuadratura del círculo, pues parte de esa mayor renta disponible (vía reducción de las retenciones) iría a consumo, consumo de productos nacionales mas baratos que los importados, y parte al ahorro, mejorando la tasa de ahorro nacional, clave para el crecimiento sostenido sin necesidad de tener que acudir a la financiación exterior y deterioro de la balanza externa. Tal vez esta medida, que algunos ya hemos contemplado en nuestra mente y a los que evidentemente no se nos hace caso pues ni somos premios Nobeles ni nada parecido, sea, ahora si, digna de análisis y estudio.

MAL EMPEZAMOS…

 Consejo de Ministros, el primero, y mal iniciamos ya la andadura del ajuste. El ajuste es necesario, y mas si las cuenta públicas arrojan un déficit superior al previsto. Pero insisto, el ajuste se puede hacer por dos vías, reduciendo el gasto, sobre todo el gasto corriente (despilfarro que llamamos algunos) o incrementando los ingresos, que no necesariamente supone un incremento de impuestos. Vale, pues ni lo uno ni lo otro. Han decidido…tachan, tachan…si,si, efectivamente: SUBIR IMPUESTOS. Con dos cojones.

Se presentan los cuatro ministros, Portavoz, Hacienda, Trabajo y Economía, algo inédito. Cuatro para explicar lo inexplicable. Hacen la correspondiente introducción a la obra y luego, pam, el mazazo. Subida del IRPF a las rentas del trabajo y capital y subida del IBI. Pues para ese viaje no eran necesarias tantas alforjas. Eso si, dicen que la subida es temporal, sólo para los dos próximos ejercicios. Tanto criticar las medidas temporales del inepto anterior, y vais y hacéis lo mismo. Y tienen el morro de llamarle “recargo de solidaridad”. Y un cuerno. Os gastáis, todos, los que no tenéis a dos manos y ahora me imponéis “solidaridad”. Iros a tomar viento.

El ajuste es, a grandes números de 8.900 millones de euros (se preveía inicialmente un ajuste de 2.000 y luego, como globo sonda de 4.000), mas del doble de la peor previsión. Pues no es cierto. El ajuste es de 2.900 euros. Los otros 6.000 provienen del incremento de impuestos. El ajuste viene, a espera de la publicación del correspondiente BOE, de las partidas siguientes:

Ingresos:

  1. Incremento temporal del IRPF sobre las rentas del trabajo: 4.111 millones de euros.
  2. Incremento temporal del IRPF sobre las rentas del capital: 1.246 millones de euros.
  3. Incremento del IBI: 918 millones de euros.
  4. Supresión de la bonificación del gasóleo bonificado: 200 millones de euros.

Gastos:

  1. Congelación del sueldo de los funcionarios con carácter general.
  2. Congelación de la reposición de plazas públicas, excepto en docentes, hospitales y cuerpos y fuerzas de seguridad.
  3. Incremento de la jornada laboral de los funcionarios hasta las 37.5 horas semanales (actualmente en 35 h/semana).
  4. Reducción de un 20% de las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y patronal.

Otras medidas:

  1. No renovación de la renta de alquiler para jóvenes.
  2. Prorroga de los 400 euros a parados que hayan agotado el subsidio legal que les corresponde.
  3. Supresión del canon digital, pero aprobación de la Ley Sinde.
  4. Incremento del 1% en las pensiones.

Los diversos foros en Internet están que echan humo. Unos a favor, otros en contra. A mi me da igual lo que se diga en los mismos. Este es mi reducto, y esta es mi opinión y lo que veo no me parece justo. Se ha ido a lo fácil. Esto lo sabia hacer yo ya en el primer curso de Económicas. Se trataba de otra cosa, se trataba de eliminar gasto analizando las partidas (todas), como por ejemplo no solo el 20% de subvenciones a partidos políticos, sindicatos y patronal. Se trataba de eliminar el 100% de las subvenciones, joder. ELIMINAR GASTO, no subir impuestos. Poca imaginación. Medidas cortoplacistas. Y si estas medidas son sólo el principio, no quiero ver las que vienen. Al final seguimos sin hacer los ajustes estructurales que necesitamos. Seguimos edificando sobre bases de arena. Se caerá el edificio. De momento, yo me bajo de este carro. No os di mi voto para esto. Os creía mas capaces.

PD.- Mientras escribo esto, en twitter, #ConsejodeMinistros, es uno de los “Trending Topic” en España.

MALA PARTITURA

Llevo algunos días leyendo, con cierta preocupación, cuales van a ser las primeras medidas a aplicar por el nuevo gobierno en España a partir, si todo transcurre con normalidad, del 21 de diciembre de 2011. Mi preocupación no es tanto por objetivo que se persigue con el que estoy básicamente de acuerdo, sino con el camino o con las medidas que se puedan implementar para alcanzar ese objetivo. Dicen los taxistas el camino mas corto entre dos lugares no es la línea recta, sino el camino con menos semáforos. Y tienen razón, pues ellos están midiendo la distancia, no en términos espaciales (metros), sino en tiempo. Evidentemente, para un peatón, la distancia mas corta se mide en metros, no en tiempo. Pero ambos tienen razón, solo hay que tener claro el enfoque. Y este parece ser el problema que se está planteando, antes incluso de que sepamos cual va a ser el equipo económico del próximo gobierno.

Es evidente que es necesario un ajuste fiscal, que no podemos seguir con unos niveles de déficit público por encima del 10% y con una deuda pública que ya supera el 80% del PIB. Pero claro, todo ajuste fiscal se puede hacer desde el lado de los gastos o desde el lado de los ingresos. Y no es lo mismo actuar en un lado o  en el otro. También cabe, claro, actuar sobre ambos.  El ajuste por el lado del gasto es claro, reduciendo el mismo. Y su reducción se puede hacer de dos maneras: eliminado gasto corriente y eliminando gasto en inversión. De nuevo el efecto no es neutro. Si se elimina gasto en inversión, estamos destrozando la competitividad del país (ni infraestructuras, ni I+D+i, ni educación etc) para futuras generaciones. Por el lado de los ingresos el ajuste, para reducir el déficit, es único: aumento de ingresos. He dicho aumento de INGRESOS, no de impuestos. No es lo mismo. No siempre un aumento de impuestos lleva necesariamente aparejado un aumento de ingresos. Ya he comentado en cierta ocasión el principio de la curva de Laffer, que, repito consiste básicamente es decir que si el tipo impositivo es cero, los ingresos del Estado son cero (obvio), pero que si el tipo impositivo es del 100%, los ingresos también son cero, puesto que nadie está dispuesto a trabajar si no obtiene una renta para si mismo. Por lo tanto, en algún punto debe existir un punto de inflexión o cambio de tendencia en la curva de ingresos. Pongo un gráfico y se ve mejor.

Bueno, pues parece ser que donde creíamos, yo el primero, que el ajuste fiscal que se nos viene encima iba a ser por el lado del gasto y sobre todo del gasto corriente y despilfarro, pues resulta que ya tenemos las primeras dudas sobre si lo hacemos sobre el lado de los ingresos, aumentando el impuesto del IVA. Pues como dicen los castizos, para ese viaje no eran necesarias tantas alforjas. El IVA ya se subió del 16% al 18 (en su tipo general) en julio de 2010. Ahora se está estudiando subirlo nuevamente del 18% al 20% el tipo general y del 8% al 10% el tipo reducido. Conste que a mi no me parece mal, pero creo que no es el momento y que si se hace, debe venir junto con otras medidas de reducción de impuestos en otras partes e incluso de ajuste en las bases del propio IVA. Y claro, el sindicato de técnicos del ministerio de hacienda, Gestha, ha puesto el grito en el cielo y sobre todo plantea unas alternativas bastante lógicas y que habría que aplicar previamente. Sus alternativas consisten básicamente en aplicar un plan de lucha contra el fraude de las grandes empresas y lucha contra la economía sumergida, que según sus propios datos alcanza el 23% (Funcas lo cifra en torno al 20%) frente a un 13% de media en Europa. Solo reduciendo en un 10% el nivel actual de economía sumergida, se recaudaría 38.000 millones de euros. Limpiamos el déficit, sin apretarnos mas el cinturón. Y luego plantean la realidad del impuesto de sociedades, cuyo tipo efectivo real dista mucho de parecerse al nominal, debido a la ingente cantidad de deducciones existentes. Y razón no les falta. En el ejercicio 2010 la recaudación impositiva global, según la propia Agencia Tributaria, fue de 159.536 millones de euros, de los cuales tan solo 16.198 mill./€, es decir el 10%, provienen del IS. Es cierto que mas de medio millón de empresas han cerrado en los últimos 3 ejercicios, pero también hay casi cinco millones de desempleados y la recaudación por IRPF sigue siendo la partida de mayor peso recaudatorio. Se puede ver en la gráfica siguiente:

Así que visto lo visto, Sr. Rajoy, yo le recomendaría que antes de hacer nada, piense realmente si existen otras soluciones creativas e imaginativas. Por los primeros pasos dados, me da la impresión de que seguimos anclados en las mismas preguntas y en las mismas respuestas. Y no es eso. Y si es eso, es que entonces no habéis entendido nada de nada.

CEOE – CEPYME (Parte I)

Me ha comentado algún amig@ (la foto es suya), vía Facebook, que solo hago entradas de programas “de tendencia progresista o de izquierdas”. Tal vez tenga razón, no lo discuto, pero es que, a las fechas en que nos encontramos solo tengo estas propuestas “negro sobre blanco”. Podría escribir sobre “ideas e idearios” que se están  manifestando, pero me niego a opinar sobre “futuribles” que pueden darse o no. Así que, de momento, continuaré tratando “propuestas y programas” escritos y disponibles en las correspondientes paginas web. Hoy, simplemente por casualidad, voy a tratar el último documento de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE – CEPYME) al respecto lo que consideran ellos como “Propuestas de los Empresarios para superar la Crisis”, publicado en su web con fecha 19 de octubre de 2011. Calentito el documento. Calentitas las propuestas.

El documento está separado en dos secciones. En la primera de ellas, la de interés mas inmediato, se exponen las políticas, que desde el punto de vista de la “Patronal”, son o deben ser de aplicación inmediata en la nueva legislatura, salga el gobierno de la nación del color que sea. Plan de recuperación que le llaman en su documento y cuya finalidad es estabilizar la economía y sentar las bases del crecimiento.  En la segunda se exponen medidas de tipo “horizontal”, es decir de corte mas estructural y de aplicación permanente y constante, pero no necesarias en el corto plazo. Nos centraremos, en esta primera entrada, en la sección primera o plan de recuperación.

Propuesta 1.- Reducción del deficit público y reforma del sector público.

Amalgama de medidas variopintas. Destacan la “reducción del gasto corriente ineficiente” como pilar fundamental sobre el que debe girar el ajuste del déficit. Estamos de acuerdo, hay que reducir el gasto corriente. No solo el ineficiente, que eso no debiera de existir nunca. Lo que no es de recibo es que el ajuste recaiga en la partida de “infraestructuras”, si bien también habría que proceder a revisar que “infraestructuras” son necesarias. No, no todas son necesarias. Pongo algunos ejemplos de aeropuertos no necesarios, como por ejemplo el de Castellón, el de Ciudad Real, el de Huesca, algunos ejemplos de lineas de AVE futuras, por ejemplo el tramo Albacete-Madrid y así multiples.

Destaca también, dentro de esta propuesta, la política de “acercar los precios públicos a los costes de producción de los servicios públicos”. Niego la mayor, hay que acercar los precios y costes de producción públicos a los privados. Si el servicio público es ineficiente, el “acercar el precio público” es trasladar al consumidor el pago de algo manifiestamente injusto.

Solicitan también una reforma global del sistema tributario, eso si manteniendo la carga fiscal, cosa que no alcanzo a comprender, excepto que lo que quieran decir es que dicha reforma no implique un INCREMENTO de la presión fiscal. Si la reforma impositiva consigue mantener o incluso aumentar la recaudación y a la vez reducir la presión fiscal individual, pues bienvenida sea. Y dentro de esta reforma fiscal que piden, sin mucho ruido solicitan la “reducción sustancial de las cotizaciones sociales”. No dicen cuanto de sustancial debe se esa reducción. Pero este no es el punto clave. Lo enlazaré después con el punto siguiente.

Propuesta 2.- Reforma del mercado laboral y de la negociación colectiva.

Solicitan simplificar el número de modalidades contractuales de las actuales 43 a 6 (indefinido, con indemnización improcedente de 20 días y máximo de 1 año, temporal, fijo discontinuo, de obra y servicio, a tiempo parcial y de formación). Si la indemnización por despido improcedente pasa a ser de 20 días, ¿cual es la de procedente?. No lo dicen, pero obviamente es fácil su deducción. No voy a entrar en justificar si es lo que se necesita o no, ya lo diré cuando de mis propias propuestas, pero establecer una correlación entre indemnización y creación de empleo es como establecer que existe una correlación entre las tendencias alcistas de la bolsa y la minifalda. Un empresario/emprendedor no contrata mas por el simple hecho de que el despido sea mas barato o no. Ese es un factor mas, pero no el principal. Contratará mas si tiene necesidad de ello y si la tiene, lo primero que se planteara en la relación coste/beneficio de esa contratación, es decir cuanto mas facturo y gano contratando una persona mas y cuanto me cuesta esa persona. Es decir, mirará los flujos monetarios corrientes y recurrentes que genera en positivo y negativo esta opción. Y aquí es donde hay que tener en cuenta “la reducción sustancial de las cotizaciones sociales”. En la actualidad un empresario tiene que pagar un 23.60% por contingencias comunes, un 5.50% por desempleo y un 0.60% por formación profesional, todo ello sobre las bases de cotización. Eso paga el empresario por el trabajador al Estado. Amén del salario del trabajador. Todo ello a grosso modo. Mas detalle en la pagina web de la Seguridad Social. Juzguen ustedes.

Propuesta 3.- Reestablecer el crédito y la liquidez para las empresas.

Desde mi humilde opinión es de destacar el ” cumplimiento estricto de la ley de morosidad por parte de las Administraciones Públicas”. Es cierto, son los mayores morosos del reino y muchas de los procesos concursales y cierres de pymes y autónomos son debido a impagos por parte de las administraciones.

Propuesta 4.- Unidad de mercado y cargas administrativas.

Sería deseable, pero ello implica desandar el camino de transferencias a las Comunidades Autónomas. Y eso, cuidado, cuidado.

PD.- Hoy ETA manda un comunicado a toda la sociedad donde indica que “ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada”.