Archivo mensual: junio 2013

¿NUEVO CAMINO?

Escribió John P. Kotter, en uno de sus múltiples libros sobre liderazgo, que “liderazgo es diferente de la dirección, pero no por las razones que generalmente se suponen. No tiene nada que ver con tener carisma u otras exóticas cualidades personales. No es privilegio de unos pocos ni es necesariamente mejor que la dirección o un sustitutivo de ella”.

Continuaba así:

“Casi todas las grandes empresas están, hoy en día, sobredirigidas y sublideradas. Algunos pueden llegar a ser buenos directores, pero no a convertirse en líderes. Otros tiene gran capacidad de liderazgo, pero no logran ser buenos directores”.

Y añadía:

“Dirigir es gestionar la complejidad. Liderar es gestionar el cambio.”

¿Y porqué escribo yo esto y me acuerdo ahora del Sr. Kotter?

Todo empezó con el Sr. Mou alias “special one”. Tres años en el banquillo madridista, y un palmarés un tanto ridículo. Desde luego no comparable con el del Sr. Guardiola (éste si, SEÑOR con mayúsculas) y lejos de las expectativas que se depositaron en su figura: la tan añorada “décima”.Yo creo que hubiese terminado de la misma manera. Se le contrató y se le otorgó el poder total para que liderara un cambio. Sin embargo, él lo midió en base a la consecución de resultados.  ¿Líder o gestor?. Y luego continuó con la entrevista al Sr. Aznar en su cadena de Tv amiga a la par que nos enteramos que el Sr. Rajoy se reunía, ese mismo día en Moncloa, con el Sr. González. En este caso, si lo tengo claro, Aznar gestor, González, líder. Rajoy, no coment. Y cada vez mas, desde diferentes medios de comunicación nacionales y no nacionales, se repiten las palabras “falta de liderazgo”. Ya ni Obama. Inmersos en una crisis económica (y social y moral que añado yo) que va ya para su sexto año, surgen peticiones de “lideres” por una parte y de “gestores” por otra (tecnócratas que es mas “cool”). Es cierto, estamos sobredirigidos y subliderados. Esta crisis, que algunos se empeñan en catalogarla exclusivamente como “económica”, está haciendo saltar muchos resortes tanto macro como microeconómicos. Y, además, de índole personal, de comportamiento, de psiquis. No, no es una crisis económica, ni un cambio de ciclo. Es un final, como lo fue la Gran Depresión o la época posterior a la Segunda Guerra Mundial. Y para ello no necesitamos gestores, necesitamos líderes. Pero ¿donde están?

PD.- Fin de la trilogía del Sr. Grey. Y fin de las memorias del Sr. Aznar. Cambiamos de partitura y nos pasamos a algo diferente, El asesino del láser de Gellert Tamas, historia real del mayor asesino en serie de Suecia.

Anuncios