CONFISCACION FISCAL

El pasado jueves 28/02/2013, después del acuerdo “in extremis” del pasado 31/12/2012 entre Republicanos y Demócratas para evitar el denominado “Fiscal Cliff”, se acabó el plazo de margen de negociación y desde el día de ayer entran en vigor una serie de recortes del gasto fiscal americano. Es el denominado “secuestro fiscal o confiscación fiscal” según traducciones del término “sequester” inglés. Dado que cualquier resfriado en la economía americana, por aquello de la globalización, provoca auténticas gripes en el resto del mundo, vamos a tratar de analizar que es este “sequester”, el porqué del mismo y sus consecuencias.

EEUU tiene actualmente un ratio de deuda sobre PIB superior al 100% (casi al nivel de Grecia, para que se hagan una idea) y un déficit público superior al 7,5% para el ejercicio 2012 (pendiente de confirmar datos). Dicho déficit es un problema, fundamentalmente proveniente de la parte del gasto, el cual es el mayor desde 1951, y que ha aumentado un 24% en la etapa de la administración Obama (un 22% en la etapa de Reagan, un 19% en la etapa de Bush padre, un 17% en la etapa Clinton y un 19% en la etapa Bush hijo).

El 61% del presupuesto federal americano se lo llevan tres partidas:

  1. Sanidad, un 21% (769.000 mill. de dolares)
  2. Defensa, un 20% (718.000 mill. de dolares)
  3. S. Social, un 20% (718.000 mill. de dolares)

Visto graficamente:

El denominado “secuestro fiscal” no es mas que un ajuste automático, brutal, del gasto público, que debe completarse y complementarse a finales de abril y principios de mayo de 2013 con la fijación del límite o techo de deuda del ejercicio. De entrada, el ajuste para el presente ejercicio es de 85.000 mill. de dolares, el 50% en gasto de defensa. Obviamente, la administración Obama ya ha lanzado sus “augurios nefasti” indicando que este recorte tendrá un impacto de caida del PIB o al menos un impacto de no crecimiento del mismo del 0.6% en 2013 y una pérdida de 750.000 empleos.  Y sin embargo el ajuste es necesario. Lo contrario es pan para hoy y hambre para mañana. No cabe un incremento de los ingresos, eso ya se ha realizado y aún así es necesario un ajuste vía gastos. Actualmente se está monetizando el déficit, lo que augura inflación futura. Lección 2, libro de Macroeconomía de Paul Samuelson: la monetización de deficits genera incremento de precios futuros, es decir, inflación (por aquello del incremento de la masa monetaria y la velocidad de circulación de la misma). La situación gráfica queda, para el ejercicio 2013 así:

Es insostenible en el tiempo seguir manteniendo una política monetaria expansiva y una política fiscal expansiva también. Solo conseguimos retrasar el problema a las futuras generaciones. Eso no es atacar y solucionar el problema, es retrasarlo. De seguir persistiendo en la actual política de no recortes e incremento de gasto, además del efecto expulsión del sector privado que se genera a nivel interno, nos encontramos con un debilitamiento del valor del dolar, lo que favorece las exportaciones americanas AL resto del mundo, pero perjudica las importaciones DEL resto del mundo. Este perjuicio en las importaciones, hace que la débil economía europea sufra considerablemente, pues unido a sus problemas estructurales de déficit público y escaso nivel de crecimiento actual del PIB por países, nos faltaba un fortalecimiento del valor del euro que perjudique las exportaciones. Sólo  nos faltaba un perjuicio en el sector exterior y en balanza exterior, pues EEUU supone un 17% en el peso de las exportaciones de la EU27. Eso si, los europeos (los que puedan claro) vamos a poder viajar a cuerpo de rey.

Gráfico Euro Dólar

File:Main trading partners for exports, EU-27, 2010 (% share of extra EU-27 exports).png

Y el caso es que tanto Republicanos como Demócratas están de acuerdo en que hay que tomar medidas. La dirección de las mismas es lo que los separa (como no podía ser de otra manera), pues los Republicanos inciden en un recorte del gasto (y sobre todo en la parte de Sanidad, que no en Defensa) sin incrementar impuestos y los Demócratas inciden en el incremento de impuestos y recorte de gastos fundamentalmente en Defensa.

Y mientras tanto, las empresas de rating a la espera. No es fácil el escenario y por lo tanto no es fácil la solución. Pero por el bien económico global, guste o no, y sobre todo por el particular de Europa, EEUU debe alcanzar una solución seria y realista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s