FISCAL CLIFF

Ya casi en tiempo de descuento, hubo lo que podríamos denominar “acuerdo” entre Demócratas y Republicanos para evitar el denominado Fiscal Cliff o Precipicio Fiscal para este ejercicio 2013 en EEUU.

EEUU tiene actualmente, y gracias a las políticas de Mr. Obama una déficit fiscal del 7% y una deuda pública global, medida en porcentaje de PIB, del 102%. Por comparativa, España tiene, datos avanzados para el 2012 un 6,5% de déficit fiscal y una deuda pública rozando el 80%del PIB mas o menos.

Pero ¿que es el Precipicio Fiscal? Es el término con el que se conoce a la situación fiscal actual de los EEUU y que describe el fin de un conjunto de medidas de corte fiscal expansivo vigentes actualmente.

Para simplificar diremos que el 31/12/2012 finalizaban una serie de medidas de política fiscal expansiva, introducidas ya en la etapa de Mr. Bush y que básicamente son las siguientes:

  1. Fin de los recortes temporales de impuestos sobre la nómina de los trabajadores.
  2. Fin de la exenciones fiscales aprobadas a las empresas.
  3. Entrada en vigor de los recortes de gastos, acordados ya  en el marco del techo de deuda de 2011.

Simplificando mucho, el fin de estas medidas de fiscales expansivas provocarían un recorte del Presupuesto Federal americano de 103 mil millones de $ y un incremento de impuestos de 400 mil millones de $. Con todo ello, se consigue reducir a la mitad el déficit fiscal, pasando del 7% al 3.5-4%%. Hacerlo así, de esta manera agresiva,  implica que EEUU retorna nuevamente a la recesión. De ahí la importancia de las negociaciones entre Demócratas y Republicanos en los últimos días de diciembre de 2012, obligando incluso a Mr. Obama a suspender momentáneamente sus vacaciones navideñas. Al final se llegó a un acuerdo, que podemos catalogar de parche, que consiste en lo siguiente:

  1. Incrementar el tipo impositivo del 35% al 41% a  las rentas superiores a 400.000 $.
  2. El impuesto de sucesiones pasas del 35% al 40%.
  3. Las rentas de capital pasan a tributar al 23,8%.
  4. Las cotizaciones sociales de los empleados pasan al 12.4% mas una tasa adicional del 0.9% para rentas superiores a 200.000 $.

Como vemos, el acuerdo no se basa tanto en la reducción del gasto, cosa a la que Mr. Obama se opone, como en el incremento de impuestos.

¿Y por que podemos catalogar la medida como “parche”?. Pues porque queda lo mas importante, la cuantificación y autorización del “techo de deuda” anual al que puede someterse la administración americana. Y ese techo lo marca el Congreso, actualmente con mayoría republicana, la cual es partidaria de recortes de gastos y no de subidas de impuestos. Justo lo contrario que la administración Obama. Así que vamos a tener tensión en los mercados en las próximas semanas, puesto que de no aprobarse un incremento en el techo de deuda, EEUU entra, literalmente, en suspensión de pagos durante el mes de febrero de 2013. Ya en el 2011 la tensión en la negociación del techo de deuda provocó una bajada del rating de la deuda de EEUU.

Con todo y con ello, aún suponiendo que se autorice un techo de deuda mayor por parte del Congreso y la administración Obama pueda emitir deuda nuevamente, seguiremos con tensión en los mercados, pues el principal comprador actual de deuda pública americana es la propia Reserva Federal, en manos de Mr. Bernanque, que lleva años inundando de liquidez el mercado.

En resumen, actualmente EEUU tiene una política fiscal expansiva, fundamentalmente basada en el incremento del gasto público incurriendo en déficit fiscal (y por añadidura, incremento de deuda) y una política monetaria expansiva, con tipos de interés de referencia del 0.25% y compra masiva de deuda. Y esta combinación de políticas fiscales y monetarias expansivas son una bomba para el medio y largo plazo, generando mayores y mas profundas recesiones. Lo de siempre, pan para hoy, hambre para las generaciones futuras. Si ocurre en un país como Grecia, Portugal o España, pues no ocurre nada en el resto de mundo. Pero si ocurre en la primera potencia económica mundial, el problema es, precisamente, mundial. Así que urge, y no les creo por la labor, que la administración Obama desradicalice sus posturas pro expansivas del gasto y se llegue a un acuerdo serio y riguroso de reducción del gasto público y por lo tanto del déficit fiscal americano. Y evidentemente que se cumpla ese compromiso en el tiempo. O tomando el título del segundo libro de la trilogía de The Century de Ken Follet, entraremos en el “invierno del mundo” y nos vamos a reir de la Gran Depresión de los años 30.

Anuncios

2 Respuestas a “FISCAL CLIFF

  1. Este es un tema muy interesante me ha sabido a poco pero ya sabeis si lo bueno es breve, es dos veces bueno. Animo y seguir con este blog tan interesante.

    • Gracias por el comentario. Ciertamente es un tema apasionante, pero hay que marcar un límite en una entrada de este tipo para no incurrir en excesivos tecnicismos. Las políticas fiscales y monetarias dan para varios cursos en cualquier Universidad que se precie. Saludos y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s