CORLEONE S.A.

Finalizó ya el “supermartes electoral” americano, y como ya se sabe, Barack Obama permanecerá otros 4 años en la Casa Blanca. El perdedor no es Mitt Romney. El perdedor real es, primeramente EEUU y en segundo lugar el resto del mundo. Daré debida cuenta en breve, pero sólo un adelanto: el nivel de déficit fiscal en EEUU es del 7.9% y el ratio deuda sobre PIB es del 100% aproximadamente. Por comparar, el déficit fiscal máximo alcanzado por EEUU ha sido del 27% y su ratio máximo de deuda/PIB del 120%. ¿Imaginan cuando?… efectivamente, durante la Segunda Guerra Mundial. Durante el resto de periodos desde principios del siglo XIX (no es un error) ambos indicadores han estado dentro de la “ortodoxia” que se requería en cada momento. Durante la década de los años 30 (La Gran Recesión) posterior al crack de 1929, el déficit fiscal alcanzó un máximo del 5% aproximadamente y el ratio deuda/PIB un máximo del 40%. Así que Mister Obama tiene un reto por delante importante, pues tiene que corregir la deriva de gasto en la que tan frescamente ha incurrido. Y no le veo yo por la labor. Pero hoy hablo de algo mas cercano y de carácter microeconómico.

Han tenido que ser al tercer SUICIDIO cuando el gobierno del PP de D. Mariano Rajoy, de urgencia trate de ponerse manos a la obra para evitar esta ola de DESAHUCIOS que todos veíamos llegar.

¿Y que es un desahucio o desahuciar? Pues según el RAE tiene tres acepciones. La acepción económica es la tercera:

  • 3. tr. Dicho de un dueño o de un arrendador: Despedir al inquilino o arrendatario mediante una acción legal.

Y en este caso (en estos casos de suicidios) el dueño era la entidad financiera. 

Desde un punto de vista de relación entre particulares, entre iguales, no tengo nada que objetar, soy un firme partidario de la propiedad privada y por lo tanto de que cada uno haga con ello lo que quiera, cumpliendo, eso si las reglas del  juego legales que tocan en un país que se dice civilizado. Sin embargo no soy indiferente cuando una de la partes mantiene todo el poder, cuando la relación no es entre iguales. La entidad financiera es juez y parte y por lo tanto no estamos ante una relación de igualdad. Y para corregir estas situaciones están las leyes y si éstas no sirven o su aplicación provoca males mayores, habrá que plantearse su cambio o al menos ajuste tratando de encontrar un equilibrio. Alguno ya me está criticando pues no podemos estar cambiando permanentemente el marco legislativo. Es cierto, pero también es cierto que existe un principio jurídico básico que dice que las leyes deben ser aplicadas en su justo contexto. Y éste ha cambiado en los últimos años. Se puede alegar por parte de la entidad financiera que si uno no cumple con sus obligaciones de pago, tiene que atenerse a las consecuencias legales. Y es cierto. Pero, y vamos a los argumentos, yo también puedo alegar lo siguiente:

  1. Quien me dio el préstamo hipotecario en su momento fue la entidad financiera. Nadie le puso una pistola en el pecho para que me lo otorgara.
  2. En ese otorgamiento, se supone que se hizo un estudio de viabilidad y que se me consideró persona “solvente” en base a los ingresos que en aquel momento tenia mi unidad familiar. ¿O no se hacían estudios?
  3. No existe voluntariedad de dejar de pagar, simplemente es que la situación familiar ha cambiado hasta el extremo de tener que decidir entre pagar la hipoteca o comer. Antes trabajaba, ahora no ¿capisci?.
  4. La entidad encargada de calcular el valor del inmueble no es independiente. En el 95% de los casos son entidades dependientes de las propias entidades financieras. Sabían de la sobrevaloración y de la burbuja, pero ¿advirtieron?.
  5. Estas entidades financieras están siendo rescatadas de una quiebra cierta con dinero público procedente de todos los contribuyentes. Unos 100.000 millones de euros a grandes números.
  6. La mayoría de entidades financieras quebradas eran cajas de ahorros, cuya función social es evidente (“era” tendríamos que decir). Ya han desparecido la mayoría. RIP.

Así que han tenido que ocurrir 3 suicidios para que maricomplejos se ponga manos a la obra. Y lo cierto es que les importa tres pimientos lo que está ocurriendo, hasta que los votos se van esfumando. Y eso es lo que ha ocurrido. Si no, de qué. El pasado 30 de junio finalizo el mandato que tenia el gobierno para presentar una alternativa dentro del marco de la reforma de la Ley Concursal (disposición final única). Estamos en noviembre y la alternativa sin presentar, y como siempre actúan de manera reactiva y tratando de consensuarla con el PSOE (otro que tal, madre mía, no me extraña que el colectivo político se considere un problema y no la solución).

Existen alternativas presentadas desde las diversas organizaciones de consumidores y usuarios, como la de la OCU, UCE,  o desde alternativas políticas como UPyD. Y ni caso. Como casi siempre.

Al final la definición buena de desahuciar va a ser la primera acepción del RAE, “quitar a alguien toda esperanza de conseguir lo que desea”. Hasta el momento tres han optado por el suicidio antes de verse privados de aquello por lo que trabajaron mucho tiempo. Yo igual optaba por la alternativa contraria y “suicidaba” a alguno. Casi que nos empujan a ello.

PD.- Treinta de nuestros queridos diputados han perdido su IPad. Bueno el IPad que les pagamos con nuestros impuestos. Alguno no sabe leer y tiene IPad, hay que joderse. Bueno, pues no saben ni poner en marcha el sistema de Apple “Find my IPad” que te permite localizarlo. O igual si que saben, y no lo hacen no se vaya a enterar la policía que lo gasta el nene para el cole. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s