EL TALENTO POR MONTERA…

– Tenemos un proceso de selección en marcha.-

¿Cuantos candidatos?

– En principio vamos a entrevistar a 4. Después de muchas dudas, por fin tenemos el ok de RRHH corporativo. La persona seleccionada entrará como ETT y después pasará a plantilla definitivamente. No podemos seguir con esta situación mucho mas tiempo. Es necesario un proceso de selección rápido y una incorporación inmediata.

Una semana y media después, dicho proceso se desestima por la compañía. Cosas de multinacional.

¿Y los candidatos?

En esencia algunos procesos de selección funcionan, en entornos de multinacional, de esta manera. Se sabe de la necesidad, pero se cubre a medias tintas. Luego vienen las prisas y, de urgencia, se convocan candidatos de la noche a la mañana. Al final donde dije digo, digo diego.

Con todo y con ello lo mas triste no es la fase previa de detección de la necesidad. Lo grave es el proceso de selección del candidato. ¿Departamento de RRHH? No. Al final entrevista el que va a ser tu superior directo. No digo yo que no tenga conocimientos, pero lo que si puedo asegurar de primera mano es que el Curriculum Vitae de los candidatos se lee muy someramente. Y me atrevo a decir que, dadas las prisas, lo que menos se “mira” es el “talento” de la persona. La foto, y el historial (que en ocasiones ni se contrasta) priman sobremanera. Y no digo nada ya de la apariencia externa. Dicen que los primeros 30 segundos determinan el éxito de la entrevista. El resto de la entrevista, en casos reales como éste, es un simple “cumplir el expediente”. Ya no  quiero ni hablar del tema de la edad. Es determinante, como si el talento fuera inversamente proporcional a la edad.

Voy a poner un vídeo de ejemplo de sobra conocido. Susan Boyle, mujer, desempleada y con 47 años de edad, se presenta al concurso Britain´s Got Talent en el año 2009. A priori cumple todos los requisitos para no ser admitida (es mujer, está desempleada y supera los 45 años). Pero bueno, es un concurso y como tal deben demostrar su “talento”. Sin embargo las preguntas del jurado ya apuntan maneras. Las preguntas/respuestas son, mas o menos las siguientes:

Jurado ¿que edad tienes?

– Susan Boyle: 47

…risas del jurado, caras de asombro, risas del público.

– Jurado: ¿cual es tu sueño?

– Susan: Ser una cantante profesional.

– Jurado: ¿y porque crees que no lo eres ya?

Susan: no he tenido la suerte, pero espero que esto cambie ahora.

– Jurado: ¿a quien con éxito te quieres parecer o consideras?

Susan: a Elaine Page

… mas risas, comentarios de fondo, cachondeo generalizado entre el público.

– Jurado: ¿que tema vas a interpretar?

– Susan: I dreamed a dream del musical “Los miserables”.

Y empieza la música (el tema se las trae, por cierto, pero su elección es arriesgada y la letra, casi me atrevo a decir que la siente en lo mas profundo de su ser como autobiográfica). Y la “friki” de 47 años empieza a cantar. Con las 7 primeras palabras le sobra y le basta. Deja boquiabiertos a todos, jurado incluido. Al final, esa imagen, antítesis de la moda y estilismo en todos los sentido, va y sorprende con una voz absolutamente impresionante. Su talento estaba ahí, oculto, sólo necesitaba esos minutos para demostrarlo en el entorno adecuado. Si la selección se hubiese realizado sobre el papel, no habría pasado el primer corte. La edad (y su imagen también) la hubiese dejado atrás. Y sin embargo….

Retorno al mundo de la empresa, donde la imagen y  la edad priman (no quiero ni entrar en asuntos de sexo). No importa si vales o no. Importa si caes mejor o peor, si tienes padrinos o no, si esa sonrisa “profiden” encandila a tu superior o no. No importa si rindes mas o eres mas productivo. A partir de una determinada edad, entras en terreno pantanoso. Se juzga lo que aparentas, no lo que eres.

Estamos inmersos en la que es probablemente la mayor depresión desde la Gran Depresión de los años 30 del siglo pasado y nosotros seguimos erre que erre con la edad, la imagen y el sexo. No me quiero ni imaginar cuanto talento puede haber en una cola de una oficina del Inem cualquiera.

¿Quieres mirar de una puta vez en mi interior, personal y profesional? ¿me quieres por lo que aparento o por lo que soy?, ¿no has aprendido nada?

PD.- El video de Susan Boyle se puede ver subtitulado en español en You Tube. Pero si quieres disfrutar de una versión insuperable, aquí tienes la INTERPRETACION con mayúsculas de Lea Salonga en el 25 aniversario del musical en cuestión. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s