EXTREMELY AGGRESSIVE… o no?

Habemus reforma laboral. Por fin. ¿Servirá para crea empleo? No lo sé, tengo mis dudas. ¿Era necesaria? Bajo mi opinión si, era muy necesaria, pero llega tarde, muy tarde. Veinticinco años tarde. Esta era la reforma que había que haber conseguido en 1985, que rompiese con las reglas laborales heredadas del franquismo. Ha tenido que venir la Gran Recesión para que nos demos cuenta. Entonces no se daban los “fundamentos” necesarios. Había que contentar a muchos, sindicatos incluidos. Pero estas rigideces estructurales en el mercado de trabajo han desencadenado en una dualidad, no en términos de contrato fijo/contrato eventual. No, una dualidad mas grave: o estabas dentro o estabas fuera en términos de empleabilidad. Y esta dualidad mermaba tu capacidad de decisión, tu ciclo de vida vital. Tu futuro PERSONAL en definitiva, siempre supeditado a esa espada de Damocles que pendía sobre ti. ¿Consigue esta reforma eliminar esto? Creo que no. Contiene errores, bajo mi opinión pero va por el buen camino.  No cambia, desde luego el marco laboral imperante. Cambia aspectos del existente, pero no establece un nuevo marco, que era lo que se esperaba. Vamos a ver los puntos clave de la misma:

1.- En materia de indemnización por despido:

  • El despido improcedente pasa a ser de 33 días de salario por año trabajado, con el límite máximo de 24 mensualidades. El actual de 45 días con 42 mensualidades se extingue. Se respetan los derechos adquiridos, pero hasta la fecha de ayer.
  • El despido procedente se mantiene en 20 días de salario por año trabajado, con el límite de 12 mensualidades. Igual que antes.
  • Despido por causas objetivas, se mantiene en 20 días, pero se clarifican “las causas objetivas”, es decir 3 trimestres consecutivos con resultados negativos. Alegados ante los tribunales.
  • En los despidos colectivos se elimina la autorización administrativa previa.

Este primer bloque era previsible, lo venían anunciando ya. Es razonable, excepto en la eliminación de la autorización administrativa previa en los despidos colectivos. Va a ser el coladero de despidos masivos en las próximas crisis. Al tiempo.

2.- En materia de contratos:

  • Se crea una nueva modalidad de contrato. OTRO MAS. Su ámbito de aplicación y carácter es el siguiente:
    • Para empresas de menos de 50 trabajadores.
    • De carácter indefinido
    • Con periodo de prueba de 1 año.
  • Bonificación fiscal de 3.000 euros si se contrata al primer trabajador y éste es menor de 30 años. Además la empresa puede percibir el 50% de la prestación del desempleo de este trabajador y el trabajador, el 25%.
  • Prohibición de encadenar contratos, se entiende eventuales, durante mas de dos años.

En este aspecto, mal. Pero mal de narices. Se nota poca o nula creatividad. O desde luego “muy pocas pelotas”. Una nueva modalidad de contratación ¿por qué? ¿para qué? Ya existen otras 16, que siguen vigentes y por ello se legisla impidiendo la concatenación de contratos eventuales. ¡¡¡ Coño, eliminalos todos !!!. No me hacéis caso. Debiérais haber dejado sólo 3 tipos de contratos: por obra o servicio (exclusivo para UTES), fijos discontinuos (para empresas y sectores con alta estacionalidad en sus ventas) y uno de aprendizaje/beca dirigido a insertar a los estudiantes en el mundo laboral, compatible con los estudios y sin posibilidad de ser aplicado en cualquier otro caso. Y si quieres ampliar el periodo de prueba, pues hazlo directamente, no necesitas crear otra modalidad de contrato. Ya se negociará en convenio un periodo de prueba inferior si es necesario. De las bonificaciones ni hablo, lo dejo para el final.

3.- Organización y Negociación Colectiva:

  • Se “cambia el marco” de la movilidad geográfica.
  • Se “cambia el marco” de la movilidad funcional, potenciando la clasificación por grupos frente a la clasificación por categorías.
  • Se simplifican los tramites para que la empresa puede proceder a reducir la jornada laboral de los trabajadores en lugar de despedir.
  • Se extenderá esta flexibilidad interna a cuestiones como jornada de trabajo, horario, salario y sistema de rendimiento.
  • Se priman los convenios de empresa frente a los sectoriales y se establece un marco para “clausulas de descuelgue”.

Todo lo que sea simplificar y permitir adaptarse, mejor que mejor. Eso si, manteniendo las garantías sindicales y de tutela. Si no es así, volveremos al siglo XIX. Y eso es lo que mas me asusta.

4.- Otros aspectos:

  • Introducción, de manera generalizada, de empresas de colocación privadas en el mercado laboral.
  • Creación de la “cuenta de formación” del trabajador.

Estos dos aspectos son de lo mas interesante. El de las agencias de colocación es clave, dado que los Servicios Públicos de Empleo (Nacionales o Autonómicos) realizan la colocación de entre un 2%-3%. Impresionante para tener una plantilla de casi 11.000 personas. Y lo de la cuenta de formación, personalizada y asociada al número de la SSGG de cada uno, es un avance importante para ver la evolución en “adaptación al entorno y empleabilidad potencial” del trabajador. Dicho de otra manera, que no se puede estar 25 años a la sopa boba, sin reciclarse.

Como resumen, no es una reforma “extremely aggressive” que dijo el Sr. De Guindos en Europa. Es una reforma seria, importante, pero que en algún aspecto, como en el de las modalidades de contratación, es cobarde. En otros, como en la introducción de flexibilidad interna, es importante el grado de avance. Y el aspecto que menos me gusta es el de las bonificaciones. No ayudan en nada. Esto puede funcionar en Alemania, Noruega, Suecia, Suiza… países serios que tienen un tejido empresarial “profesional”. En este país, salvo algunas excepciones (cierto que cada vez mas, afortunadamente) todavía existe una parte de empresario que no son tales, y a los que yo califico como “especuladores laborales”. No crean riqueza, solo crean empresas. Y tal como las crean, las destruyen. No tienen visión a largo plazo. Su largo plazo se reduce al BMW Serie 5 ó 7. Pero sobre todo la reforma no dice nada de nada del gap salarial. Yo le quiero recordar al gobierno que las cotizaciones empresariales que realiza el empresario a cuenta del trabajador a la Seguridad Social, al Fogasa y al Inem en concepto de formación, es un IMPUESTO al trabajo. Y cualquier impuesto DESINCENTIVA y sobre todo merma la COMPETITIVIDAD. Así que, Señora Bañez y Señor De Guindos, se que las arcas de la Seg. Social están secas, pero no puede ser que el empresario sea el paganini ni el que sustente el Estado del Bienestar. Habrá, tarde o temprano, que empezar a ver y estudiar este aspecto. Han perdido una oportunidad. No pierdan también el norte.

Anuncios

2 Respuestas a “EXTREMELY AGGRESSIVE… o no?

  1. Coincido contigo en que considero que en España no existe un tejido empresarial “profesional” para poder aplicar esta reforma. Poco a poco volveremos al siglo XIX

    • La realidad es que pedimos productividad al trabajador, pero nadie pide “productividad” al empresario. Vale que es duro serlo, es cierto, son 24 horas al día los 365 días al año. Pero yo sólo les pido un plan de futuro. Una profesionalidad en la visión y en la estrategia. Las principales empresas de este país con nombre, nacieron con el plan de estabilización del 67-69. Desde entonces, salvo privatizaciones de empresas nacionalizadas, nada de nada. Y ese es el problema. Estamos en terreno de nadie. Ni competimos en salarios bajos tipo China, ni en productos con valor añadido tipo Alemania. Estamos en el peor de los lugares. Gracias Manuel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s