TALENTO…Y FRIO.

Viernes 03/02/2012, día gélido, frío de cojones, siberiano, impropio de estos lares y de estas fechas. Y sin embargo, en lo personal fue un día de reflexión, formativo, de los que te hacen pensar. Evidentemente, este viernes lo tenía de permiso y vacaciones en la empresa para la que presto mis servicios.

Ese viernes, durante la mañana acudí a unas jornadas sobre talento, aprendizaje y talento organizativo. Toda la mañana, de 9:00 a 14:00.  Organizadas por el Centro Europeo de Coaching Ejecutivo. Personalmente, no tengo mucha fe en el “coaching”, no termino de verlo. Sin embargo creo que puede servir para reorientar, para replantarse cosas, nuevos caminos, nuevas “autoestimas”, nuevos retos. Desconocía a los ponentes, excepto a D. Manuel Pimentel. Y ese fue el gancho por el que acudí. No defraudó. Ni tampoco los otros dos ponentes, tanto Marta Williams como Ismael Quintanilla Pardo (no me olvido de su madre). En los tres casos, aunaron seriedad y rigor en el planteamiento de fondo, con humor y ritmo en la exposición. Esperaba un poco de “tostón” ciertamente. Cuando me quise dar cuenta de la hora, ya estábamos en la pausa café, y en el retorno, cuando me quise empezar a mover en el asiento, ya eran las 14:00 h. Altamente recomendable. Varias conclusiones personales breves:

1.- Talento y aprendizaje no son sinónimos.

2.- El cambio es constante. Nos tendremos que adaptar permanentemente. No ha lugar a la complacencia. Ha cambiado hasta incluso lo que creemos que no ha cambiado.

3.- El cambio es lo único constante. Las viejas formas de trabajar, de hacer, de gestionar se han ido. No van a volver. Hemos de construir unas nuevas. Si son mejores o peores el tiempo dirá, pero tienen que ser nuevas.

Eso como resumen. Hay mas de fondo, pero eso me lo reservo. Son tres ideas, simples, muy “naif”, pero provocadoras si se piensan en profundidad. ¿Cuantas organizaciones creen que mejoran el talento de los individuos que la forman, dando formación?. El talento no tiene porque mejorar por dar mas formación. Se confunden los términos.  ¿Cuantas organizaciones realizan sus planes de negocios, basándose en comportamientos pasados? ¿cuantas organizaciones hacen sus previsiones económicas cogiendo el dato del año anterior y sumándole el IPC?. Casi todas. ¿Cuantas tienen un plan de metamorfosis para cuando no esté “la actual generación” al mando? ¿cuantas tienen un plan de adaptación?. Ninguna.

Mi mas sincera enhorabuena a D. Roberto Luna, organizador de las mismas, ya no tanto por la organización de esta jornada en concreto, sino por la labor de divulgación y formación general que está realizando.

Y ya por la noche, reunión de compañeros de la Facultad, que manda narices que llevemos organizando una cena no se cuantos años, y tenga que ser la noche de mas frío en Valencia desde el 56. Me castañeaban hasta los dientes. Cinco amigos recordando viejas batallas. Nos hacemos mayores. Al final terminamos en una vieja discoteca que yo ya ni me acordaba que existía y que daba por cerrada como otras muchas. Pues existe. Y sigue igual. En el mismo sitio. Pero algo si ha cambiado. Una generación después parece ser que los lugares permanecen, pero las formas si han cambiado. Mucho. Puede que incluso allí hubiese talento.

 

Anuncios

2 Respuestas a “TALENTO…Y FRIO.

  1. Antes de dar mi opinión, quiero darte las gracias por este blog tan interesante!

    Yo, sí creo en el coaching. Lo que para mí es todo un reto hoy día, es encontrar un coach que realmente disfrute acompañar en su propio camino a un coachee, que tenga experiencia y sea profesional no solo a nivel individual como empresarial.

    Creo que en algún momento de nuestra vida un buen coach es una inversión acertada a nivel personal y a nivel de empresa, bajo mi perspectiva, es fundamental, precisamente porque la mayoría carece de un plan de adaptación como dices.

    Hay que ser como el roble, que se adapta al viento más fuerte y llega a tocar el suelo; pero por muy fuerte que éste sea, el roble siempre logra permacer en pie.

    • Gracias Vanessa. Igual no me he expresado bien. No es que no crea en el coaching. Es que todavía no termino de verle una utilidad concreta. Evidentemente hablo por mi y por mis circunstancias. Y si, creo que no tenemos un plan de adaptación. Pero no se si estamos preparados para ese proceso. Creo que mas bien estamos preparados para la “estabilidad”. Somos aversos al riesgo. Y el cambio conlleva riesgos. Pero también oportunidades. Cada uno que balancee en base a sus creencias y circunstancias. Es lo que tiene ser libres. Saludos y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s