NUEVO ¿SISTEMA? EDUCATIVO

Una de las mayores sorpresas, bajo  mi modo de ver, del discurso de investidura de Mariano Rajoy Brey como Presidente del Gobierno de España, ha sido el apartado tocante a la “educación”. El resto de medidas eran todas mas que previsibles, incluso alguna de ellas se queda corta. En los próximos días seguro que definen con lujo de detalles todas las medidas de corte económico y seguro serán analizadas con profusión por los diferentes medios económicos en prensa, radio y televisión.

Que el sistema educativo en España no funciona no es una novedad, lo dicen todos los estudios al respecto, algunos con mas prestigio que otros, pero todos al fin y al cabo. Y tres son los datos que avalan este no funcionamiento:

  1. Tasa de fracaso escolar por encima del 30%.
  2. Ni una sola universidad entre las mejores a nivel mundial, ni europeo.
  3. Lamentables resultados en la prueba de Pisa.

Pero esto es al resultante de un proceso de deterioro largo, pues llevamos ya unos cuantos años con reformas y contrarreformas del sistema, sin encontrar la fórmula idónea. Ni nos acercamos siquiera. Llevamos 6 reformas educativas en los últimos 30 años. Se dice pronto. Y a cada cual peor. No quiero hacerme muy pesado en el diagnostico, pues seguro que estamos todos de acuerdo en el mismo, pero es cierto que cada reforma lo que ha hecho ha sido igualar pero por abajo, eliminado la meritocracia y el esfuerzo del estudiante y, por otra parte, han ido menoscabando la autoridad del profesor. Y de ello buena parte tenemos los padres, que hemos ido descargando la responsabilidad de la educación, exclusivamente en el espacio del aula, confundiendo enseñanza y educación. Enseñar, se enseña en las aulas. Educar, se educa fuera de ellas. Y, obviamente, el propio Gobierno de turno ha sido corresponsable del “desmadre” educativo, con su política de transferencia del mismo a la correspondiente Autonomía. Al final, tantos sistemas educativos diferentes como Autonomías. Y claro, así no hay manera. Personalmente creo que la política educativa global, es una política de ESTADO. Debiera de estar por encima del color político del momento. Pero no es así. Y ahora parece ser que tampoco.

A la espera de concretar la propuesta “con el mayor consenso posible” el Sr. Rajoy ha propuesto dos medidas:

Primera: nuevo sistema nacional de acceso a la función docente.

No tengo nada que objetar, excepto que llega muy tarde. Esta especie de Mir educativo hace años de debiera de estar implementado. Y llega ahora, con 17 sistemas educativos diferentes. Veremos como lo solucionan. Y no basta con ello, es necesario que, al menos en el ámbito universitario, el docente se deba a la Universidad. Y ahí no es suficiente con aprobar y dedicarse a la vida contemplativa. Hay que investigar, publicar, conferenciar… permanentemente. No se mejora la calidad del sistema por establecer, exclusivamente, un sistema nuevo de acceso.

Y segundo: nuevo bachillerato de 3 años.

¿Y que le pasa al actual de dos?¿Porque 3 años y no 4, por ejemplo? Si se trata de que los estudiantes entren en la Universidad “mas maduros”, pues hagamos que entren con 25 años. No, no es el camino. La edad no necesariamente conlleva mas madurez. La madurez es otra cosa, que se podrá tener o no con la edad, pero no necesariamente van unidas. Creo que es una simple medida para “camuflar” desempleo. Si conseguimos alargar un año mas la enseñanza reducimos el colectivo de “en busca de empleo” y por lo tanto tenemos menos desempleo.

Era mas fácil introducir la obligatoriedad de la edad escolar a los 3 años y no a los 6. Pero claro, eso implica establecer una red de colegios públicos para este segmento de edad inexistente hoy en día. O permitir que las Universidades, además del examen de acceso general (la famosa Selectividad), pudiesen establecer, adicionalmente, su propia prueba de acceso donde ahí si, ahí se mide madurez y capacidades. Y prestigiar y potenciar la alternativa de la Formación Profesional como vehículo de inserción y de realización laboral y profesional. El vivero de empresas futuras está ahí. Pero no, lo volvemos a cambiar todo, eso si, tratando de buscar el “máximo consenso posible”. Volveremos a las andadas. Y llevaremos ya 7 reformas educativas. No aprendemos, nunca mejor dicho.

 

Anuncios

Una respuesta a “NUEVO ¿SISTEMA? EDUCATIVO

  1. Al momento de diseñar un sistema educativo se debe contar con la importantísima participación de personas doctas en la materia, de lo contrario el resultado será el mismo, propuestas mediocres que en nada abonan para mejorar el rumbo de la educación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s